La crisis deportiva y de resultados de Pumas ha tenido como consecuencia que menos personas asistan a los partidos como local del equipo en el Estadio Olímpico Universitario. Desde el torneo Apertura 2011, justo cuando comenzó su declive al no poder refrendar el título que ganaron el certamen anterior, la asistencia disminuyó en 32.8% para este torneo y aunque en los inicios de cada certamen los seguidores confían en el proyecto, al final los universitarios han jugado ante un estadio semivacío.

Datos recabados por El Economista, de la consultora alemana Transfermarkt y el sitio web Goles y Cifras, reflejan el abandono de la afición auriazul al equipo de la UNAM y que concuerda con la peor época del club en el futbol mexicano. De una entrada media por partido, hace cinco torneos, de 34,444 espectadores, las tribunas de CU ahora las ocupan 23,136 personas, en promedio, por partido.

Las últimas actuaciones de los felinos no son argumentos para que la gente acuda en masa al cubil universitario, basta recordar que Pumas no gana en casa desde hace 10 partidos seis derrotas y cuatro empates ; tan sólo el torneo anterior impuso la nada decorosa marca de no ganar como local y los constantes cambios de entrenador (cinco técnicos) y directivos en los últimos tres años despiertan incertidumbre en los fans.

Fue precisamente el Apertura 2013 el peor registro de asistencia del equipo. Las gradas del recinto estaban ocupadas en menos de un tercio de la su capacidad (19,218 aficionados) por partido; incluso el juego ante Monarcas de la Jornada 10 tuvo la asistencia más baja de los últimos 44 encuentros que se han disputado en el Olímpico Universitario, apenas 9,970 personas lo presenciaron; es decir, 15.9 por ciento.

Leandro Augusto, que regresó al equipo para este torneo, reflexionó sobre el paulatino abandono de la afición auriazul. Ellos han hecho su parte, hicieron una buena entrada en los dos primeros partidos (Puebla y Toluca) y como siempre apoyaron. Es normal que después de perder en casa existan reclamos y piensen en no venir. Siempre motiva que la gente nos apoye , mencionó el mediocampista.

Y es que la tendencia de las entradas del equipo en el inicio de cada torneo los tres primeros partidos supera los 23,000 aficionados por partido entre el Clausura 2014 y el Apertura 2012; si se toma en cuenta los primeros tres encuentros del Clausura 2012 y Apertura 2011, el índice aumenta hasta los 40,000 y 35,000 aficionados en promedio, respectivamente.

Las mejoras entradas en CU se registran cuando son visitantes América, Chivas y Cruz Azul, cada rival tiene dos partidos ante Pumas, donde se ha superado 50% de asistencia en la capacidad total del inmueble. Sin embargo, apenas suman una decena de encuentros donde se superaron los 31,000 aficionados. La mejor entrada se registró hace cinco torneos ante América, con 52,000 espectadores.