Los juegos de la Liga Mexicana de Beisbol tendrán un enfoque más iluminado, cubriendo a todo el territorio y con un alcance internacional en 20 países este 2021, algo nunca visto en la historia de la liga, ni del futbol mexicano ni de otro deporte en nuestro país.

Es el primer paso para maximizar los impactos del beisbol de la liga, tanto en señales de transmisión como en el valor comercial, pues muchos patrocinadores ahora serán vistos más allá de la vitrina local. Para la administración del presidente Horacio de la Vega, la logística busca certidumbre financiera y es una apuesta que se debe dejar madurar tres años.

¿Por qué durante este periodo de tiempo? Es lo que estima que tardarán en revalorizarse los derechos de transmisión de la liga, momento en el que las renegociaciones podrán aspirar a más ganancias, las cuales serán repartidas entre los 18 equipos.

“Estoy tomando un rol arriesgado porque al final la producción de los más de 700 juegos a nivel nacional dependen de la liga, cuando antes dependía de todos los equipos. Si me comparara con un presidente de la liga del pasado, con respeto, el tema de administración de recursos era para pagar ampayers, resolver problemas. Vamos a estar en todas las ventanas posibles de distribución de contenidos en el país, en Estados Unidos y en una distribución en 20 países”, dijo el presidente de la LMB en entrevista con El Economista.

La lógica de transformación de medios dentro de la liga comenzó por la parte de unificación de producción de televisión, se cambió el modelo anterior en el que todos los equipos producían la señal a su conveniencia.

Para la versión 2021 de la LMB se contempla que todo se rija bajo un mismo manual de producción, contemplando por equipo un número mínimo de cámaras, determinados tipos de lentes, ángulos, entre otros detalles de producción. La iluminación en los parques de pelota jugará el papel más exigente, pues si bien no se podrán alcanzar en calidad los luxes que manejan los estadios de las Grandes Ligas (1500 luxes en el infield y 1000 en el outfield) se estableció un parámetro para que en el 2022, antes del arranque de la temporada la liga, todos los equipos de la LMB cumplan con una cantidad de iluminación de 1000 luxes en el infield y 750 en el outfield.

“Estamos un poco abajo de ligas mayores, pero con eso tenemos una iluminación totalmente completa y correcta para producción de TV. En este año no podemos poner de manera obligatoria esta situación porque requería un desembolso grande y no se puede hacer de un año para otro”.

La exigencia de este manual tendrá una consecuencia en el 2022, pues en caso de que se incumpla la calidad de iluminación en la plaza de alguno de los 18 equipos, no podrán competir.

“Eso lo votamos en la Asamblea de dueños con la intención de que los equipos tienen que cumplir eso para el 2022 o no arrancan la temporada. No es un tema menor, es una exigencia como liga pero son los parámetros que queremos. Vamos a ver cómo funcionan las adecuaciones en muchos de los equipos”.

Los acuerdos se hicieron en el contexto de una temporada 2021 recortada a 3 meses, con un total de 66 juegos que disputarán cada equipo. ¿Qué ocurrirá cuando la liga recupere su calendario habitual de juegos?

A principios del 2020, De la Vega planteaba que los ingresos por la venta de derechos tendría dos caminos, uno repartirlos entre todos los equipos de la LMB dando a cada uno la misma cantidad y la segunda opción sería repartir las ganancias dependiendo de la audiencia y el valor de cada franquicia.

Pese a que la LMB aún no tiene definido cómo será el esquema de repartición de las ganancias entre los equipos, defenderá la propuesta de la reinversión al momento de discutirlo en la Asamblea.

No está definida la repartición, no es algo que queramos abordar en este momento, estamos enfocados en la captación de recursos y en la distribución de contenidos. Ya una vez que tenga el reporte sobre el dinero que tenemos, entonces en una Asamblea se tomará esa decisión. Eso se verá al término de la temporada. Queremos como negocio reinvertir las ganancias que se generan, antes de repartir los recursos queremos consolidar el producto a largo plazo. Estaré a favor de reinvertir recursos  en cosas que sean unidades generadoras de ingresos".

La OTT es una idea renovada. Después de un concurso entre cinco empresas que compitieron, la LMB eligió a una empresa española especializada en hacer estas plataformas. Será el único sitio donde se podrán encontrar el 100% de los juegos, highlights, estadísticas etc, a un “bajo costo” y disponible en multiplataforma.

Hasta la segunda semana de mayo de 2021, en la dirección lmb.tv/ el servidor internetv.tv es el que ahora despliega el registro de un usuario, que podrá hacer un pago mensual de 149$ por el derecho a un año de contenido, que no incluye los juegos de local de Diablos de México, Sultanes de Monterrey, Tigres de Quintana Roo, Guerreros de Oaxaca y Broncos de Reynosa. Un segundo paquete es el pago semanal de 37$, que excluye la transmisión de los equipos mencionados. Y por último un paquete con la opción de pagar 599$ con los más de 700 juegos, y de nuevo sin la posibilidad de ver como anfitriones a los Diablos, Tigres y Sultanes.

“La OTT tiene filtros por zona, por equipos, highlights, por ejemplo. Apostamos a una plataforma interactiva y de bajo costo. Soy enemigo de dar todo a una sola empresa, busco a los especialistas en cada ramo, busco garantía, primero que se establezca y luego hablaremos de expectativas de negocio”.

marisol.rojas@eleconomista.mx