La Liga MX y su Código de Ética, ése que indica que nadie de la familia del futbol puede poner en duda la honorabilidad de las comisiones y árbitros, que deja claro que el perdedor deberá aceptar su derrota y el vencedor evitar la burla, así como impedir enfrentamientos con la afición, tendrá que luchar contra personalidades polémicas, explosivas, eternas.

Aunque presidentes, entrenadores y capitanes firmaron el acuerdo, en el pasado reciente personajes como Miguel Herrera, Hugo Sánchez, Rubén Omar Romano, Ricardo La Volpe y Oswaldo Sánchez han desatado polémicas que no tienen que ver con la armonía que se pretende en esta nueva era.

Si bien a Herrera recientemente se le vio inconforme con sus expulsiones al frente de América, uno de sus episodios más polémicos los vivió con Monterrey, en el 2005, cuando lo echaron en un duelo contra Santos. En este país tienes que llamarte Hugo Sánchez para que te tengan un poquito de respeto, un poquito de miedo; es parte de la idiosincrasia que tenemos en México de gente perdedora , dijo.

Dos años más tarde, al frente de Tecos, tras perder de manera agónica con Pachuca, Miguel dijo: Ojalá salga Aarón Padilla diciendo que es un arbitraje de lujo, que es la estupidez que siempre dice .

Hugo Sánchez también tiene su historia. Además de lanzar su saco al césped en protesta por el arbitraje, en el 2005, tras quedar fuera de una Liguilla, sentenció que no le permitieron conseguir el tricampeonato (con Pumas) por persecución y represalias .

Romano tuvo su primer capítulo en la final del Apertura 2010, en la que insultó soezmente a los jueces y se ganó dos partidos de suspensión. Más tarde, en febrero del 2011, fue cesado de su puesto con Santos por hacer una señal obscena a la afición, tras caer 2-0 con Gallos Blancos en el Corona.

Lo de La Volpe se dio en el 2010, cuando criticó a la Federación por su falta de transparencia y aseguró que Néstor de la Torre, en aquel entonces director de Selecciones Nacionales, lo buscó a escondidas para asesorar a entrenadores de selecciones juveniles.

Finalmente Oswaldo Sánchez, hace unas semanas, tras la final de ida con Monterrey declaró: Ya estuvo bueno, qué arbitraje tan tendencioso. Baloy va fuerte a la pelota, no se vale, siempre nos marcan en contra .

carlos.herrera@eleconomista.mx