La presencia de Jesús Gallardo en la selección mexicana es constante desde su debut en octubre del 2016, cuando al mando de Juan Carlos Osorio tuvo sus primeros 61 minutos en un partido amistoso contra Nueva Zelanda. El mediocampista de Pumas sólo se perdió una de las 11 últimas convocatorias del combinado nacional y ha jugado los 90 minutos en seis de los últimos nueve juegos con la playera verde.

“Hoy más que nunca éste es de Osorio”, expresó Javier Aquino sobre Jesús Gallardo, en el duelo que enfrentó a sus clubes, Pumas y Tigres, en la jornada cinco del Clausura 2018, y sobre la construcción de la categoría de futbolista mundialista que ha recaído en el jugador originario de Tabasco.

A falta de 84 días para el inicio del mundial de Rusia 2018, y 87 días para el debut de México ante Alemania, Juan Carlos Osorio tiene una lista de 40 futbolistas mexicanos con posibilidades de asistir al torneo mundialista, aunque el entrenador ya declaró que tiene en mente a sus 23 elegidos.

Con un entorno donde intervienen emociones, esfuerzo, riesgo de lesiones, futuro laboral, estrés, los jugadores mexicanos encaran la última etapa de la temporada con el objetivo de mantenerse en la órbita del entrenador de la selección mexicana.

“No es nada fácil estar tranquilo, porque hay una presión de saber si estarás en la lista final y conforme se acercan las fechas para definir el equipo, se genera estrés, pero también una intensidad para convencer al técnico en la etapa final”, recuerda Ramón Morales, mundialista en Corea-Japón 2002 y Alemania 2006.

El mediocampista reconoce que los meses previos al debut mundialista los cuidados pueden llegar a convertirse en aliados, sobre todo en el descanso, alimentación y entrenamiento, aunque en su caso recurrió a herramientas que ayudaron a superar la incertidumbre del tiempo hasta la publicación del equipo que afrontará la participación mundialista.

“Teníamos yoga, que es un mecanismo que ayuda a tranquilizarte y confrontar cualquier tipo de situación, aunque también la familia, la tranquilidad y armonía emocional en casa y trabajo ayuda mucho”, expresa Ramón Morales.

El máximo goleador mexicano del torneo mexicano no tiene posibilidades de asistir al mundial de Rusia 2018, “ni ganado el título de goleo”, expresó Miguel Herrera.

Para el técnico del América, Henry Martín, quien lleva cinco goles en 624 minutos y que ni en su club es titular, debe olvidar la posibilidad de formar parte de la lista de 23 jugadores para Rusia 2018. “Quiero que te concentres en América”, le dijo el técnico a su jugador.

“La oportunidad dependía de mí, porque pude jugar en casi todos los partidos amistosos y siendo sinceros nunca marqué diferencia”, expone Paulo César Chávez, exfutbolista que integró el proceso mundialista para Francia 1998, pero que fue descartado por Manuel Lapuente, técnico de la selección mexicana, pocos días antes del mundial.

Según la lista de posibles mundialistas, 17 jugadores no podrán asistir al mundial de Rusia 2018.

No obstante, existen factores que a veces ni los mismos futbolistas pueden controlar, como las lesiones, y donde investigaciones médicas indicaron que el estrés y ansiedad fueron precursores en 24% de las dolencias musculares, sobre todo por sobrecarga.

“Te llegan ideas de que tú estás expuesto a eso, como cualquiera de los compañeros, y siempre genera incertidumbre, temor y es algo con lo que debes luchar siempre, porque dentro del terreno de juego no puedes ser temeroso, porque afecta el rendimiento y puede perjudicar la presencia en el mundial”, señala Ramón Morales.

En tres de los últimos cuatro mundiales, México ha perdido por lesión en días previos al debut mundialista a cuatro jugadores, que son: Claudio Suárez, Miguel Sabah, Luis Montes y Juan Carlos Medina.

La última etapa de preparación rumbo al mundial es también la más crítica en cuanto a la presión emocional y física. Un primer reto o prueba será esta fecha FIFA en Islandia y Croacia.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx