Fue el talento de los jugadores y el buen nivel que, a su juicio, se practica en el beisbol de nuestro país, las atracciones para que Orlando Merced decidiera en este 2012 dirigir a Rojos del Águila de Veracruz, club que hasta ahora posee el mejor récord en victorias de la Liga Mexicana.

Originario de Hato, Puerto Rico, Merced relata en entrevista con El Economista que fue hace dos años cuando comenzaron los acercamientos hacia él para que, en ese entonces, se hiciera cargo de Diablos Rojos. En ese momento vi la grandeza del deporte del beisbol en México y el talento que existía .

Merced Villanueva, de 45 años y que en la Major League Baseball (MLB) disputara 13 temporadas donde ocupó las posiciones de primera base y jardinero en escuadras con Pittsburgh, Houston, Boston y Chicago Cubs, destaca que en muchos estados de la República hay bastantes equipos con alta calidad: Siempre se ha visto a un nivel AAA o más alto debido a la experiencia de los jugadores que han estado en el Pacífico (LMP) y en Estados Unidos. Hay talento joven para que sean prospectos para Grandes Ligas .

Metas altas en Veracruz

Con marca de 16 partidos ganados y 5 perdidos, Veracruz es el equipo número uno en el circuito de verano. Campeones de la LMB en 1937, 1938, 1952, 1961 y 1970, han doblegado en esta campaña a Quintana Roo, Yucatán, Monterrey, Reynosa y Acereros del Norte.

Orlando afirma que el desempeño de su club ha sido con base en la química y balance que hay entre los jugadores. Se han acoplado y están estimulados para conseguir la meta del campeonato o, por lo menos, llegar a la final .

El entrenador agrega que sus pupilos han llevado a cabo los fundamentos de beisbol:

Ejecutar carreras en posición de anotar, los pitchers han hecho el lanzamiento importante. Hemos jugado en conjunto. Las cosas pequeñas en el béisbol se han podido hacer esta campaña .

¿Qué hacer para que los jugadores estén conscientes que falta bastante a la campaña?

Uno no debe pensar más allá. Ésa es la simplicidad que he traído a este equipo:

prepararnos por cada día, dar gracias a Dios por permitirnos hacer lo que nos gusta y de ahí en adelante, un pitcheo a la vez .

[email protected]