Los boletos de entrada para el Supertazón XLIX, entre Patriotas de Nueva Inglaterra y Halcones Marinos de Seattle, se cotizaban a partir de 9,500 dólares, el nivel más alto en la historia del deporte.

El sitio de Internet Ticket Exchange enlistó 32 boletos disponibles desde la parte más alta del estadio de la Universidad de Phoenix hasta la zona de clubes, donde había dos boletos disponibles por 68,888 dólares cada uno.

Creo que esto muestra que hay una demanda increíble. Obviamente monitoreamos eso de cerca , dijo esta semana el comisionado de la Liga Nacional de Futbol (NFL), Roger Goodell.

La NFL salió así al paso ante cuestionamientos de que el precio de los boletos para el partido entre Patriotas y Halcones Marinos no responde a las leyes de la oferta y la demanda, sino a una manipulación artificial.

El costo oficial de los boletos oscila entre los 800 dólares, el más barato, a 1,900 dólares el más caro, por persona, pero es imposible conseguirlos a ese precio.

Queremos asegurarnos de que nuestros aficionados estén protegidos, así que seguiremos esto de cerca para asegurarnos que se haga todo lo posible por proteger el interés del aficionado , afirmó Goodell.

Pero en los últimos días el precio de los boletos subió de alrededor de 2,000 dólares en la parte más alta de la tribuna a cerca de 10,000 dólares, un costo por encima del bolsillo de un aficionado promedio.

Aficionados mexicanos que viajaron en busca de boletos accesibles tendrán que conformarse con presenciar el partido en pantallas gigantes ubicadas en varios sitios de la ciudad.

Conforme este juego continúa aumentando en popularidad, queremos asegurarnos de que siga siendo accesible , reiteró Goodell.

Pero apenas el domingo pasado el palco más cotizado, en la parte alta de la zona de clubes, estaba valuado a precio de descuento en 852,501 dólares, toda vez que el precio inicial fue de 1.3 millones de dólares.