La asistencia promedio a los juegos como local de Pumas durante el torneo Clausura 2018 creció 71% respecto al torneo anterior. También, la suma total de espectadores durante los nueve partidos en el Estadio Olímpico (273,620) es la más alta para el club en los últimos seis torneos cortos, y lo ubicó como el quinto equipo que más personas convocó de toda la Liga MX.

“Es evidente la ilusión que tiene la afición en nosotros, así como toda la confianza que nos tuvieron durante el torneo, que ahora estamos en la Liguilla. Es algo que tanto anhelábamos nosotros, pero creo que ellos más, que estuviéramos peleando contra América, que es un clásico”, expresó Luis Fuentes, sobre el incremento casi al doble de los aficionados durante los partidos de Pumas.

El conjunto de David Patiño fue líder general durante cuatro jornadas y en más de la mitad del campeonato se mantuvo entre los ocho mejores equipos. La respuesta de la afición al rendimiento deportivo de Pumas se reflejó en el mejor promedio de entradas por partido del equipo en tres años, 30,402 aficionados, que comparados a la asistencia media del Apertura 2017 (17,700 personas por partido), creció en 71% el interés de los seguidores en su equipo.

“La única manera de retribuir esa entrega de parte de la afición es teniendo buenas actuaciones dentro del terreno de juego”, añadió Fuentes, defensa del equipo, sobre como los aficionados del equipo compraron boletos para los juegos de local, y que significaron el 62% del aforo total permitido (48,298 personas) en el estadio Olímpico, ya que por normas de seguridad no se pueden vender todas las localidades.

Pumas no calificó a la Liguilla en los torneos Clausura 2017 y Apertura 2017, en este último terminó como el peor equipo de la Liga MX al sumar sólo 13 unidades. El rendimiento del equipo el torneo pasado coincidió con el peor promedio de asistencia en tres años (17,700 aficionados por partido) y se ubicó como uno de los cinco equipos que menos boletos vendió para sus partidos como local.

Los contrastes que vivió Pumas durante la temporada 2017-2018 dio como resultado que en la primera mitad registrará las entradas más bajas, pero en la segunda parte casi duplicó la venta de boletos.

Los 17 juegos de local en esta temporada dieron como resultado un promedio de 24,425 espectadores por partido, la cifra es menor respecto al análisis de las temporadas 2016-2017, donde acudieron 28,232 aficionados por partido, y del ciclo 2015-2016, en el que la media de asistencia fue de 25,649 personas por encuentro.