Johannesburgo.- Los jugadores de la selección de Sudáfrica indicaron este martes que estaban concentrados en el partido de apertura del Mundial-2010 ante México, el próximo viernes en Johannesburgo, que tendrá gran importancia para el futuro del equipo anfitrión.

"Sabemos la importancia que tiene ganar el primer partido. México no nos facilitará las cosas pero estamos dispuestos a pasar ese desafío y hacer lo mejor por nuestro país", explicó el portero titular Itumeleng Khune en una rueda de prensa en Johannesburgo.

Los "Bafana Bafana" han dado muestras de su confianza. "La competición todavía no comenzó pero desde que empiece vamos a mostrar de lo que estamos hechos", prometió Khune.

Todos reconocen la experiencia de los mexicanos y, como precisó Bernard Parker, controlar la defensa adversaria será "una prueba complicada, pero también es una motivación de jugar contra estrellas como el jugador del Barcelona Rafael Márquez", añadió.

Los "Bafana" tienen "la ventaja de jugar en casa", de estar acostumbrados a las vuvuzelas (trompetas típicas que usan los hinchas para meter ruido), y contar con "todo el apoyo de la nación", selon Khune.

Asimismo, los jugadores quieren aprovechar toda la experiencia que puede volcarles su seleccionador, el brasileño Carlos Alberto Parreira, quien dirigirá su sexto Mundial en Sudáfrica-2010.

En 1994 el carioca se consagró campeón mundial en el banquillo de la "canarinha2.

Parreira tuvo el privilegio de contar con casi todo su plantel durante tres meses, "lo que no se dio en todas las selecciones", subrayó Matthew Booth, defensor reemplazante y único blanco de los Bafana.

Sudáfrica está encuadrada en el grupo A, junto con los mexicanos, Francia y Uruguay.

BVC