Cuatro naciones pendientes de otras tres. Así es la dinámica del último mes de Sudáfrica, que está al tanto de lo que hace México, que a su vez vigila a los africanos, y Francia sigue a ambos; pero Uruguay a los tres y todos se miran cuanto pueden verse. El tiempo es oro y el Mundial está a nueve días de arrancar. Es más, el espionaje dejó de ser sorpresa y es más público que cualquier otra cosa.

En resumidas cuentas y si hubiera que dar un memorándum de los estados de ánimo de las cuatro naciones del Grupo A, éste diría: Sudáfrica y Uruguay por las nubes, México con dudas y Francia por los suelos.

En un sondeo realizado por El Economista a especialistas y entrenadores de aquellas naciones, las expectativas para el arranque del Mundial son polos opuestos.

Neil Tovey, entrenador del equipo AmaZulu de la Liga Premier de Sudáfrica, aseguró en entrevista vía correo electrónico: Nuestro país ha trabajado con la misma base de jugadores y justo en esta etapa es cuando más conjunto se ve.

Hasta hace dos meses no aspirábamos a sumar más de 2 puntos y ahora creo que hasta pueden avanzar a octavos .

Misma emotividad y buenos augurios causa la Celeste. Víctor Púa, quien fuera entrenador de Uruguay en la Copa América del 2001, confesó a este diario: No hay favoritos en el Grupo, nosotros vemos a nuestra Selección muy fuerte, pero creo que ninguno de nuestros rivales llega con dos delanteros tan enrrachados como Luis Suárez y Diego Forlán .

Por su parte, Taisne Emery, quien sigue a la Selección Francesa y es especialista del diario L’Equipe, advirtió que las desconcentraciones en la defensa y falta de gol son los principales dolores de cabeza de Raymond Domenech, entrenador de Francia.

Nosotros vemos a nuestro equipo con una falta de cohesión terrible. No tenemos oportunidades de gol y no estamos siendo contundentes frente al arco .