Gran Bretaña podría evitar la utilización del total de los 14,700 millones de dólares en fondos públicos destinados a la organización de los Juegos Olímpicos de Londres de este año, dijo el ministro de deportes, Hugh Robertson.

Una cuenta de seguridad que ha crecido a más de 1,500 millones de dólares había generado temores sobre que contribuyentes tendrían que ahondar sus bolsillos para sustentar los Juegos programados para el 27 de julio al 12 de agosto.

Sin embargo, Robertson declaró en una conferencia de prensa: Ahora tenemos cada vez más confianza de que podemos hacer esto a tiempo y dentro del presupuesto .

El presupuesto -que duplicó al estimado cuando Gran Bretaña recibió la sede de los Juegos en el 2005- incluye un fondo de emergencia de más de 1200 millones de libras y Robertson no espera que se gaste todo. No creo que vaciemos el cochinito , presumió.

El LOCOG obtiene la mayor parte de su dinero de patrocinios, ingresos por transmisiones, ventas de boletos y mercadeo. La entidad afrontó críticas por falta de transparencia y recibió pedidos de mayor apertura sobre la política de entradas. Robertson indicó que hubo pequeñas quejas sobre la transparencia y los boletos , pero que el LOCOG había funcionado excepcionalmente bien.

El Ministro también defendió al Comité Organizador presidido por el excampeón olímpico Sebastian Coe, ya que él mismo separó un presupuesto de 3,000 millones de libras para organizar los Juegos.