En el año previo a los 25 años del Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco, la ambición por tener a tenistas de la talla de Rafael Nadal, campeón del Abierto Mexicano en el 2005 y 2013, Juan Martín del Potro, estandartes del ATP, y en el WTA a protagonistas como Mónica Puig y Eugenie Bouchard, supera las limitantes que podría traer la volatilidad del tipo de cambio peso-dólar.

Para esta edición, Raúl Zurutuza, director del torneo, señaló a El Economista que se espera que la derrama económica aumente 5% respecto al año anterior que representó 700 millones de pesos, además de reconocer que se hizo una alta inversión para fichar al español Rafael Nadal.

Los estándares del AMT pondrán sobre superficie dura durante la semana del 27 de febrero al 4 de marzo a cuatro tenistas rankeados en el top 10: Milos Raonic (3), Rafael Nadal (9), Marin Cilic (6) y Dominic Thiem (8).

El director del AMT admitió que el costo por Nadal es poco más caro que el año anterior, mas ello no significó que no hayan tomado precauciones para enfrentar la volatilidad del peso.

Patrocinadores y organizadores negociaron el tipo de cambio. Tanto en la WTA como en el ATP hay una regla que se llama Exchange Rate Adjustment Rule (regla del ajuste del tipo de cambio), que trata que si en 12 meses la moneda se mueve algún porcentaje, normalmente el dinero del premio se ajusta. Es una regla muy buena que ponen los mismos jugadores. Nosotros no pedimos una reducción del dinero del premio. Esto es algo que se hace para proteger todos los torneos que no se manejan en dólares y que no es el dólar su moneda, se protegen con esta regla , resaltó.

Por su parte, Juan Fernández, director del Abierto Mexicano de Tenis de los Cabos y parte de la organización de Acapulco, explicó que ante la variación del tipo de cambio, algunos de los contratos que tiene con los patrocinadores son en dólares y además tienen ingresos en dólares.

Eso nos equilibra cuando hacemos el macheo de lo que tenemos en dólares en pesos. Entonces, con los gastos e ingresos en dólares tratamos de que se equipare para no preocuparnos , dijo, y acotó que en Acapulco cuentan con 29 patrocinadores y en Los Cabos tienen cerca de 20.

En esta ocasión el AMT en Acapulco perdió a un solo patrocinador, Grupo Martí, retiro que, aseguró, no les afectó para la organización del torneo, que se sostiene de los ingresos comerciales provenientes de los patrocinios y boletaje.

Cuando el torneo nació, el patrocinio representaba 90% y el boletaje 10%; ahora diría que estamos 50-50. Los patrocinadores no son los que dan el total de lo que se va a gastar en el evento, es una mezcla , comentó.