En América se vivieron emociones encontradas. Mientras Andrés Ríos, delantero argentino, y Pablo Aguilar, defensa paraguayo, fueron presentados como refuerzos de la institución azulcrema, la directiva encabezada por Yon de Luisa, presidente del comité de futbol de Televisa, anunció que la salida de Ricardo Peláez, presidente deportivo del club que asumirá el mismo cargo en la Selección Mexicana, será el 15 de enero.

Primero fue el turno para la presentación de los refuerzos, quienes según Peláez llegan a generar competencia por los puestos . Sobre Ríos, aseguró que llega tras hacer un gran papel; primero con River Plate y después en Ecuador, con el Deportivo Cuenca. Estoy muy contento por poder llegar a un club grande, gigante en el continente y voy a tratar de aportar para tratar de salir campeones , expuso el pampero, quien buscará un lugar en la delantera.

Pablo Aguilar, quien ya había dado muestras de su calidad defendiendo con éxito la camiseta de Tijuana, equipo con el que se coronó en diciembre del 2012, también se mostró feliz de llegar a uno de los conjuntos más importantes del país. Es un orgullo vestir esta camiseta, es el sueño de cualquier futbolista. Llego a un club grande y lo voy a defender a muerte .

Tras la presentación de los dos refuerzos, Antonio Mohamed, técnico de Águilas, consideró que ahora sí ya tienen carro completo y que espera que ambos futbolistas puedan aportar su calidad al club. Ellos ya saben lo que pretendemos y ojalá podamos cumplir los objetivos , agregó.

Tras presentar a sus refuerzos, Yon de Luisa anunció la salida de Ricardo Peláez a la Selección Mexicana el 15 de enero. Además de agradecer el trabajo del ahora director deportivo del Tri, De Luisa reveló que de aquí a julio no se buscará ningún sustituto, dejando la puerta abierta para que su colega se reintegre tras la Copa del Mundo, si es que no le ofrecen mantenerse con los combinados nacionales.

Pese a la baja de un directivo que los llevó al título y ser protagonistas, De Luisa aseguró que en América no hay ninguna excusa que les impida pelear por el campeonato.