Luego de tres años y medio de la creación de la Liga MX, el torneo que preside Enrique Bonilla puede sentirse satisfecho en algunas de las metas que se trazó, aunque en algunas otras deberá de redoblar esfuerzos porque no han cumplido los objetivos planteados.

La asistencia a los estadios y mejora de los inmuebles son puntos que se han alcanzado, aunque la seguridad en las tribunas y fuera de las complejos, el rating, apegarse al código de ética y no relacionarse con entidades financieras no confiables son algunas deudas pendientes.

Mejora asistencia e inmuebles

La Liga MX se propuso mantener por lo menos ocupado 50% de las tribunas cuando inició el proyecto y para el Apertura 2015 llegó a 65 por ciento.

Si bien de manera global la máxima categoría de nuestro balompié logra superar la cifra establecida, no se debe dejar de lado que clubes como América (43%), Pumas (49%), Atlas (43%) y Cruz Azul (41%) no lograron tener al menos la mitad de sus gradas ocupadas en la última temporada.

Con respecto a las mejoras de los estadios también hay que destacar lo hecho por los clubes, ya que los que tenían que colocar butacas en sus tribunas lo han ido cumpliendo, como fue el caso del Puebla, que además remodeló el Estadio Cuauhtémoc; Monterrey, con su nueva casa inaugurada el semestre pasado; Dorados, recién ascendido al máximo circuito, ya trabaja en su proyecto para estrenar butacas y para el próximo Toluca presentará la versión renovada de la Bombonera.

Rating en México aún no es el esperado; en EU ascendió

Cuando Decio de María, actual presidente de la Federación Mexicana de Futbol, presentó la Liga MX, dijo públicamente que una de las metas a cumplir sería alcanzar los ocho puntos de rating semanales.

En liguilla, clásicos y partidos donde aparecen equipos populares se supera esa cifra en la final Pumas-Tigres se llegó a los 12 puntos , la realidad es que hay jornadas en las que se queda por debajo de la expectativa.

De acuerdo con cifras publicadas por el portal Futbol Sapiens, durante la fase regular del Apertura 2015 en los juegos transmitidos por televisión abierta, en promedio se alcanzaron 5.3 puntos de rating (2.7 millones de televidentes), siendo los compromisos donde intervienen los clubes más populares los que superan los tres puntos; por ejemplo, América, en la Jornada nueve, fecha en la que enfrentó a Morelia, alcanzó 7.5 puntos, cifra más destacada de la semana que no pudo lograr llegar a la meta planteada por la Liga MX.

En donde hubo avances importantes fue en Estados Unidos, país en el que los latinos han mirado más hacia el futbol mexicano.

De acuerdo con datos de TV by the Numbers, juegos como el de Santos-América, de agosto pasado, alcanzaron a ser vistos por 592,000 televidentes en territorio estadounidense, mientras que el Tijuana-Dorados, en ese mismo mes, llegó a 389,000 espectadores, cifras que reportan una mejoría de 61% de acuerdo a los alcances que se tuvieron en el 2014.

El espectáculo no satisface

(El surgimiento de la Liga MX) se ha hecho para ofrecer una mejor calidad en el espectáculo como punto de partida al aficionado, aquí todo lo que se hará está en función de ellos, queremos generar una percepción diferente al aficionado , fueron las palabras de Decio de María en junio del 2012 al presentar el nuevo formato del torneo mexicano. Tres años y medio después, ya con Enrique Bonilla al frente del campeonato, esta meta al menos por los aficionados no está cumplida.

La encuesta anual de Calidad de la Liga MX realizada por este diario a aficionados mexicanos a finales del año pasado arrojó que 49.6 % de los seguidores califica al campeonato nacional entre malo y regular.

¿Estadios seguros y erradicación de la violencia?

Aunque en la mayoría de los compromisos no hay hechos qué lamentar, en algunos compromisos se ha perdido el control y la Liga MX no ha encontrado la manera de erradicar a 100% este tipo de episodios.

En septiembre del 2013, en un juego entre Cruz Azul y Querétaro en el estadio Diez de Diciembre de Ciudad Cooperativa, Hidalgo, se presentó una bronca dentro y fuera del inmueble que tardó en ser controlada.

Un año más tarde hubo incidentes en el Clásico Joven entre América y Cruz Azul, así como en duelos en los que estaba implicada la afición del Atlas, fanáticos que han dado más de qué hablar, como lo fue en marzo del 2014, cuando golpearon en las tribunas a policías que terminaron heridos de gravedad.

En mayo del año pasado, también con los rojinegros, se presentó una invasión de cancha que detonó un veto al estadio Jalisco.

En el Ascenso MX también hay ejemplos que dejan claro que la violencia es un tema vigente.

Y es que los ex jugadores de Necaxa Luis Gorosito y Alejandro Molina se liaron a golpes con un joven fuera de un centro nocturno, provocando la muerte del mismo semanas después. Hoy ambos deportistas se mantienen en la cárcel y siguen sin conocer su sentencia.

Dueños implicados en delitos

Tras distintos episodios que habían existido en el pasado, como lo fue el caso de Carlos Ahumada, quien era propietario de Santos y León y después fue desconocido como dueño de dichas franquicias, en la liga se propusieron tener relación sólo con instituciones financieras estables, situación en la que quedaron exhibidos ya en una ocasión.

Pero no es algo que se cumpla a 100 por ciento. No se puede olvidar el caso de Amado Yáñez, quien era dueño de Gallos Blancos de Querétaro y que tras ser investigado por un fraude de su empresa Oceanografía, obligó a que el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes asegurara al equipo que tiempo después fue vendido.

Código de ética, ?cumplido a medias

Finalmente, hay que hablar sobre las intenciones de la liga de que todo se maneje respetando el código de ética y los siguientes valores: respeto, compromiso y honestidad.

Al menos el primer punto ha estado ausente en distintos momentos, incluyendo burlas de presidentes y jugadores. Jorge Vergara, dueño de Chivas, dijo hace algunos días que América iría a comer sushi y regresaría rápido a comer tacos .

Antes, en el 2013, cuando Duvier Riascos era jugador de Pachuca, insultó vía Twitter a los aficionados que cuestionaban su rendimiento. Y así se pueden seguir enumerando casos.

Será a mediados de este 2016 cuando el proyecto cumpla cuatro años y lo que es verdad es que la liga empieza ya a ser un negocio gracias a los acuerdos con BBVA Bancomer para patrocinar la Liga MX y Ascenso MX, además de que Corona adquirió el naming de la Copa.

Sin embargo, la Liga MX aún tiene todavía muchos asuntos qué resolver.

[email protected]