América, Monterrey y Tigres, tres de los cuatro semifinalistas de la Liga MX gastaron 45.1 millones de dólares para reforzarse para el Clausura 2019. Si esa cantidad la repartimos entre cada uno, la cifra promedio es de 15 millones. Mientras León, el mejor en el torneo regular y con el récord de más victorias consecutivas en la historia del futbol mexicano, apenas destinó 3.1 millones en fichajes.

De acuerdo a un balance realizado por El Economista podemos decir el resto de los equipos que buscan la final invirtieron casi cinco veces más que León.

Una de las principales causas por las que León ha logrado obtener una plantilla competitiva sin excederse en compra de jugadores ha sido la forma de seleccionar talentos que involucran un precio bajo.

Un ejemplo es el futbolista ecuatoriano Ángel Mena, quien con 14 goles y nueve asistencias fue el jugador más productivo del torneo y llegó gratis a León. El club tuvo que negociar con Mena, ya que el Cruz Azul, su equipo previo, no tenía interés en mantener al futbolista en su plantilla.

Aunque con la idea de ahorrar dinero también se pueden encontrar con algunos problemas, como el préstamo de futbolistas. José Juan Macías, Joel Campbell y Rodolfo Cota pertenecen a Club León, pero no son dueños de su carta. Lo que implica que cuando acabe el préstamo el conjunto propietario del jugador puede pedir que sea retornado por su buen desarrollo futbolístico o, en dado caso, que se pague la cláusula estipulada previamente al realizar la cesión del jugador.

En casos como Rayados de Monterrey, se les adjudica presión por obtener el campeonato, por ser la plantilla más cara y la que más dinero gastó en el mercado de fichajes.

La inversión de Rayados en el mercado invernal superó el monto que realizaron equipos europeos durante el mismo periodo de pases, como el Real Madrid, que gastó 17 millones; los equipos del norte de Londres Arsenal y Tottenham; los Spurs, finalistas de Champions League, y los Gunners de Europa League.

[email protected]