El piloto monegasco Charles Leclerc, de Ferrari, logró su primera victoria en Fórmula 1 en el Gran Premio de Bélgica, que dedicó a su amigo Anthoine Hubert, piloto francés fallecido la víspera durante una carrera de F2 en el mismo circuito.

Leclerc, que ofreció además a la Scuderia su primer triunfo de la temporada, resistió en las últimas vueltas de carrera los ataques de Lewis Hamilton (Mercedes), quien aumenta su ventaja al frente de la clasificación.

En un ambiente de luto, los tres pilotos en el podio no abrieron las botellas de champán como es costumbre.

Antes de la carrera, todos los pilotos se congregaron en la línea de salida en semicírculo ante el casco del francés para guardar un minuto de silencio en memoria del joven compañero fallecido.

Leclerc salió desde la pole en esta carrera y se benefició de una acertada estrategia de su equipo para terminar con menos de un segundo de ventaja respecto a Hamilton.

El compañero del quíntuple campeón del mundo en Mercedes, el finlandés Valtteri Bottas, completó el podio mientras que el otro piloto Ferrari, el alemán Sebastian Vettel, sólo pudo ser cuarto.

En la clasificación del Mundial, Hamilton aprovechó su segundo puesto para llevar su ventaja sobre Bottas a 65 puntos, mientras que Max Verstappen (Red Bull) conserva la tercera plaza, pese a su abandono en la primera vuelta.

El mexicano Sergio Pérez (Racing Point-Mercedes) fue sexto, y cortó una racha de ocho carreras sin sumar unidades.

La próxima prueba será el Gran Premio de Italia en Monza el próximo domingo.

Fatal accidente el sábado

El piloto francés Anthoine Hubert, de 22 años, murió el sábado tras sufrir un accidente en una carrera de Fórmula 2 en el circuito de Spa-Francorchamps, en el que se disputó el Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1.