Los Lakers atrajeron los mejores números de televisión antes y después de la pausa por Covid-19 en la temporada de la NBA. Cuentan con el juego más visto (contra Clippers en Navidad con 8.8 millones de televidentes) y en el top 10 de partidos más seguidos antes de las Finales tienen seis transmisiones.

El miércoles comenzaron la final contra el Miami Heat y pueden mejorar esos números esta campaña. Los Lakers son el único equipo en promediar más de 4 millones de espectadores por partido en los cuartos de final, mientras que en la final de la Conferencia Oeste contra los Nuggets atrajeron medio millón de personas más en cada juego que la serie Celtics-Heat.

Además, el equipo de Los Ángeles suma 11 de los 20 juegos más vistos. Por su parte, el Heat tiene cuatro juegos en el top 20 y todos son de la final del Este ante Boston.

LeBron James también aporta su fuerza de atracción. En sus nueve apariciones anteriores en las Finales de la NBA, LeBron ha jugado en cuatro transmisiones de un juego 6 con un promedio de 22.1 millones de espectadores y un rating de 13.5.

En tres juegos 7 de las Finales, según Nielsen, los enfrentamientos con James ayudaron a la cadena ABC a alcanzar 28.5 millones de personas y un rating de 15.6. La victoria de Cleveland por 93-89 sobre Golden State en el juego decisivo de las Finales de 2016 promedió 31 millones de espectadores y rating de 15.8, la transmisión de la NBA con mayor rating desde el Juego 6 de las Finales de 1998, en el campeonato de Michael Jordan y los Bulls con un récord de 35.9 millones de telespectadores y rating de 22.3.

Los playoffs pierden audiencia

Pero mientras LeBron James y los Lakers acumulan espectadores, la postemporada de la NBA, en general, cayó en relación con los números de 2019.

En total, los playoffs de la liga, con 77 juegos antes de las Finales, promediaron 2.61 millones de televidentes y un rating de 1.6, una disminución del 32% y 35% en comparación con las rondas del año pasado. Con un promedio de 4.17 millones de personas y rating de 2.3, las finales de Conferencia cayeron un 35% y un 41%, respectivamente, en comparación con la ronda de 2018, en la que ambas se fueron al máximo de juegos y el más visto promedió 14.9 millones de espectadores.

Las Finales de este año enfrentan un panorama complicado. Los juegos 3 y 6 competirán con juegos de la NFL y si se extiende a siete duelos, se empalmará con las series de campeonato de la MLB.

Si bien la NBA tiene la fortuna de contar con LeBron James y los Lakers en las Finales, los números de audiencia de este año podrían sufrir otra caída por la gran variedad deportiva que hay en las pantallas.

deportes@eleconomista.mx