La cuenta regresiva rumbo a Londres 2012 comenzó en Singapur hace siete años, cuando Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional, anunció a la ciudad británica como sede de los trigésimos Juegos Olímpicos de la historia.

Hoy, sólo quedan 99 días para que la justa sea inaugurada y en entrevista con El Economista Justin McKenzie Smith, ministro consejero de la Embajada británica en nuestro país, asegura que los londinenses están emocionados, orgullosos y listos para los Juegos aún quedan algunos temas pendientes para los organizadores en cuestiones de seguridad y transportación.

Los Juegos Olímpicos son un gran reto y, aunque estamos listos con instalaciones que incluso ya han sido probadas y nos mantenemos dentro de nuestro presupuesto, aún tenemos algunos retos por cumplir en cuestiones de seguridad y transportación , admitió.

De acuerdo con el funcionario, pese a que se tiene garantizado el transporte en la capital británica, éste es un tema que ha estado en la mente de los organizadores desde la planeación: Cualquier ciudad en el mundo siente el reto de absorber los visitantes adicionales que se presentan en los Juegos Olímpicos.

Nosotros desarrollamos un sistema integral de transportación que está conectado con las instalaciones para permitir que la gente llegue a ellas de esta manera. Sin embargo, aún no sabemos cómo reaccionarán los londinenses en las horas pico y tampoco tenemos la seguridad de que optarán por transportarse en autobús o Metro en lugar de hacerlo en su coche , aseguró.

Seguridad preocupa a cualquier gobierno

En relación con la seguridad, McKenzie Smith dijo que, si bien el gobierno de Londres ha tenido experiencia en eventos de gran magnitud, cualquier gobierno que busque organizar una competencia como ésta mantiene su preocupación por mantener seguros los Juegos .

Sin embargo, destacó que Londres se ha comprometido y no ha escatimado en esta cuestión: Hemos puesto cada recurso necesario a disposición para garantizar que tanto atletas como visitantes puedan tener unos Juegos seguros y que puedan disfrutarlos.

Queremos que tengan ese balance y, sobre todo, hacer que ésta sea una competencia que se recuerde por los logros deportivos y no por tragedias , admitió.

Por último, destacó que otro de los principales retos para los londinenses es hacer de éstos unos Juegos memorables: Queremos que sean exitosos y memorables, tanto como sea posible, pero lo que puedo decir es que lo principal, más allá del éxito de los Juegos, será el legado que dejarán.

Hemos puesto gran énfasis en lograr soluciones creativas para que toda la infraestructura sirva a la comunidad deportiva del Reino Unido, pero también a la comunidad del este de Londres , concluyó.

Así, Londres espera marcar un precedente para competencias futuras, pues también buscan convertirse en los Juegos más verdes de la historia.

[email protected]