Italia y su futbol parecen no librarse de los escándalos. Ahora, la sombra del crimen organizado se cierne sobre el Calcio, el cual envolvería también a la Serie A de ese deporte en una red de fraude en las apuestas futbolísticas.

De acuerdo con un investigador de la Fiscalía de Cremona, que ha dado declaraciones a los medios locales el crimen organizado al máximo nivel podría estar detrás de la trama . Trama que involucra a futbolistas retirados y en activo, propietarios de agencias de apuestas y apostadores.

Los primeros detenidos

El exdelantero internacional Giuseppe Signori está bajo arresto domiciliario y otras 15 personas están detenidas, mientras que el también futbolista retirado Stefano Bettarini y el capitán del Atalanta, Cristiano Doni, están siendo investigados junto a otras 30 personas.

Además han sido detenidos Vittorio Micolucci y Vincenzo Sommese, jugadores en activo del Ascoli equipo de segunda división, así como los exfutbolistas Mauro Bressan y el exjugador del Fiorentina, Antonio Bellavista, antiguo capitán del Bari.

En la trama había una red de intermediarios que contactaba con jugadores, que recibían dinero por obtener un cierto resultado en la cancha. Se repartían 578,000 dólares entre los futbolistas por arreglar un partido de la Serie A, 175,000 dólares por uno de la Serie B y 73,000 dólares para los de categorías inferiores.

El origen del dinero apostado es desconocido, pero es demasiado como para pensar que se trate de lavado de dinero , citaron a los investigadores los diarios italianos.

Las investigaciones partieron tras la intoxicación de cinco jugadores del Cremonese en un partido disputado a finales del año pasado.

El portero de este equipo, Marco Paolini, habría suministrado, según la investigación, un somnífero a sus compañeros para condicionar el resultado, haciendo que engordara la recompensa en las apuestas del marcador menos probable. De esta manera inició todo.

Tres partidos de la Serie A, investigados

Al menos 18 partidos jugados en la temporada 2010-11 están siendo investigados. Los choques de la Serie A Brescia-Bologna, Milán-Chievo y Genoa-Roma están mencionados en unas llamadas interceptadas por los investigadores, junto con partidos de la Serie B del Atalanta y el Siena, que en mayo ascendieron a la Serie A.

La Federación Italiana ha abierto una investigación basada en los documentos recibidos por los fiscales de Cremona.