Los 20 clubes de la liga española registraron una mejora anual de 4,182 millones de euros en ingresos, 11.7% respecto a la previsión de ingresos del curso anterior.

Además, registran una estabilidad en la generación de ganancias que se ha dado con el interés de nuevos inversores, el mejoramiento del acceso al crédito, que permite el autofinanciamiento de planes patrimoniales. Esta estabilidad financiera alcanzaría un rendimiento de ocho años. La cifra del beneficio neto acumulado se sitúa en 184.95 millones de euros, es decir, la más alta en la historia de la categoría.

En el informe del sitio Palco 23, los contratos de televisión fueron determinantes en los ingresos. Los derechos se cotizan en un mínimo de 2.118 millones de euros de media en el periodo 2019-2022 y representa una mejora de 25%, respecto a la temporada anterior.

Otro rubro de crecimiento es la venta de jugadores. Las plusvalías por traspasos asegurados ascienden a 735.61 millones de euros, 55% más que lo asegurado en el verano del 2018. La repartición de las ganancias entre los clubes tiene como condicionante los resultados deportivos.

El Barcelona y el Real Madrid siguen en la cima de ingresos, con 875 y 755 millones de euros, respectivamente, una cifra que no maneja un grupo de equipos que no alcanza los 60 millones de euros, entre los que se encuentran Real Valladolid, SD Eibar, CA Osasuna, RCD Mallorca y CD Leganés.

Los datos de asistencia registraron también mejoría y la creciente apuesta por las academias. Sin embargo, todas ellas agregadas no alcanzan 25% en una docena de casos.

[email protected]