LaLiga y la agencia Mediapro desplegaron su tecnología en la producción del partido del domingo entre el Real Madrid y Barcelona, con una transmisión en 4K-HDR por 33 cámaras.

Las cámaras de seguimiento de MediaCoach también se usaron durante el Clásico. Las cámaras se controlan automáticamente para seguir el juego, ofreciendo una toma táctica en vivo del campo. La señal de estas cámaras también se puede analizar en tiempo real en estadios y mediante transmisión, mientras que los sistemas de sonido pueden modificar el audio en función de la ubicación en tiempo real de la pelota en el campo.

Además, se colocó una cámara aérea a 21 metros sobre el campo. Mientras tanto, la tecnología de repetición de 360 grados también se ofreció a través de 38 cámaras de ultra alta definición instaladas en todo el estadio, lo que permite a LaLiga recrear repeticiones en movimientos 3D. El software Be the Player también permite a los fanáticos experimentar juegos desde la perspectiva de los jugadores.

Se utilizaron gráficos en 3D durante las transmisiones del partido en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid. Los gráficos complementaron la información del partido y permitieron un análisis más profundo de los movimientos durante las repeticiones de acción.

El partido estuvo disponible para 182 países de todo el mundo y sería visto por más de 650 millones de personas.

LaLiga informó que más de 23 canales de televisión internacionales acreditados en territorios como Francia, Mena, Estados Unidos, África francesa, Polonia, Grecia, Alemania, Italia, Argentina, Bélgica, Portugal, Brasil, India, China, Finlandia, Corea, Dinamarca, Suecia, Japón y los Países Bajos” serían testigos del partido más esperado de la temporada. Esto se sumó a las 210 emisoras que televisaron el partido jugado entre el Real Madrid CF y el FC Barcelona.

deportes@eleconomista.mx