El colombiano Santiago Giraldo cayó el año pasado en la primera ronda del US Open ante Roger Federer en 1 hora y 46 minutos, se llevó 19,000 dólares por participar, luego viajó 28 horas para llegar a Bangkok, Tailandia, donde logró avanzar dos rondas y una vez más empacó para ir a Tokio. Así es la vida del tenista, que también se mide en kilómetros y que hoy es uno de los debates más álgidos del llamado deporte blanco.

El grupo de los 20 mejores tenistas del mundo ha decidido lanzar una campaña, hasta ahora en discurso, sobre la reducción del calendario, argumentando cansancio excesivo y lesiones continuas, aunque esta petición para el resto del pelotón del tenis no es precisamente la que más les conviene a sus finanzas, como asegura Israel G. Montejo, director de la prestigiosa revista Tenis World.

Un tenista que está ubicado entre el puesto 90 y 100 del ranking ingresa 329,000 dólares anuales y uno entre el sitio 190 y 200 la cifra es de 39, 154 dólares. Novak Djokovic, número 1 del mundo, ganó en el 2011, 12.5 millones de billetes verdes.

La vuelta al mundo

En promedio, un profesional de la raqueta da la vuelta al mundo entre 2 y 2.4 veces al año, de acuerdo con una revisión del kilometraje de viajes realizada por El Economista de cuatro jugadores elegidos del top 10, top 20, top 100 y top 200.

Los viajes y la gran cantidad de torneos que dan como consecuencia las lesiones son un dolor de cabeza para los deportistas y las autoridades de la ATP. ¿Una huelga?, ya lo ha planteado Rafael Nadal a finales del año pasado, aunque para el Director de Tenis World parece inviable por la variedad de intereses, no sólo juegan los tenistas, sino también marcas .

Rafa Nadal, documenta el Diario Independiente de Asturias, ha tenido 13 lesiones en su trayectoria como profesional, de las cuales en los últimos tres años ha presentado siete. La actividad de la élite se puede medir en el caso de Roger Federer, tan sólo de octubre del año pasado a enero de este año (cuatro meses) debió retirarse de dos torneos (Masters de Shanghai y el Abierto de Doha) por molestias físicas.

Si revisamos el último año y los dos primeros meses del 2012, de los 20 primeros del mundo sólo Nicolás Almagro y Feliciano López han evadido las lesiones, los otros 18 han debido parar por esta problemática. En promedio, de acuerdo con una revisión de los 20 mejores tenistas del planeta, la élite tiene entre dos y tres lesiones anuales.

Tan sólo por viajar, el número dos del mundo, Nadal, recorrió 94,179 kilómetros en los torneos que participó, además, al máximo nivel, en 84 partidos. Para este año, la Asociación de Tenistas Profesionales anunció que los jugadores tendrán siete semanas de descanso en lugar de las cinco que tenían. En el 2012 la temporada tendrá 66 torneos, sin contar la Copa Davis y los Juegos Olímpicos.

Un jugador como Nadal podría superar 95 encuentros al máximo nivel para este año. Pero esta actividad al máximo nivel no es exclusiva para los top 10, 20 o 50, inclusive es para un top 100. El caso que se relataba al principio de Giraldo, número 65 del mundo, es relevante, ya que pese a jugar 57 duelos debió viajar más que Nadal y su kilometraje fue de 97,568 kilómetros.

El tener menos torneos al año sería beneficioso para los jugadores top, que son los que suelen llegar a las rondas finales, pero para el resto, cuanto menos juegan, menos ingresos , indicó Israel G. Montejo.

ivan.perez@eleconomista.mx