JOHANNESBURGO. Como nunca antes la piratería le ha ganado la batalla a la FIFA y lo ha hecho por goleada. La cifra pone a temblar a todos. Se estima que por cada dos productos mundialistas, uno es adquirido en la piratería.

La piratería se lleva casi 50% de las ventas al interior de los estadios , advirtió Edson Acosto, brasileño y uno de los coordinadores de las fan shop en el estadio Ellis Park de Sudáfrica en charla con El Economista.

Hasta al momento, de acuerdo con datos otorgados a este medio por la FIFA, se han confiscado tan sólo en Durban, una de las sedes más importantes, un lote de playeras apócrifas con un valor que alcanza el millón de euros.

Sudáfrica, Brasil, Portugal, Francia, Inglaterra y Argentina son los equipos que más productos piratas tienen. En un recorrido por un mercado local se lograron observar en 15 puestos al menos 250 camisetas del scratch du oro.

Las fans shop, que tomaron mayor fuerza en Alemania 2006, comercializan más de 400 productos diferentes del Mundial y han dejado de tener la afluencia que se tenía prevista previo al torneo.

Este concepto para adquirir un souvenir oficial tiene su principal difusión dentro de los 10 estadios mundialistas. Tan sólo el Soccer City, el estadio más importante del torneo cuenta con 35 tiendas, seguido del localizado en Cape Town con 22 y otros tantos como el Ellis Park tiene nueve.

La población da sus razones por las cuáles prefiere comprar una playera no oficial. Por ejemplo, el jersey que fabrica Nike a Brasil se adquiere en tiendas oficiales o establecimientos cerrados en 700 rands, lo que equivale a un cuarto de su salario mensual (3,000 rands el promedio) o siete días de trabajo. Una playera pirata vale entre los 90 y 100 rands.

Quién no quisiera la playera oficial de Brasil o los Bafana bafana, pero no nos alcanza y pues tengo que comprarle a mi hijo la del Mundial. Se va casi una semana de trabajo con un producto de los que llaman oficiales , dijo Lokame Mhopne, quien reside en la zona de Roosvelt Park.

Messi y Cristiano, los reyes del mercado

Aquí el poder mediático no está de lejos. Y así, el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo son los que más productos tienen tanto en las fan shop o en la piratería.

Y no sólo son camisetas, también hay camisas tipo polo, postales, estampas, zapatos, muñequeras para el gusto del cliente.

En el recorrido realizado por este medio, al menos 15 productos diferentes de cada uno de ellos se observó.

Así, cuando apenas marcha la primera semana de la Copa del Mundo, el primer resultado ya se sabe. La piratería le ha plantado el juego a la poderosa FIFA en su propia cara y la ha humillado.