Raúl ni siquiera llegó al vestidor, lo intentó, pero no pudo. Apenas terminó el partido, el delantero se encaminó al túnel y en un momento las piernas le dijeron “basta, hasta aquí”, se tumbó en el piso y empezó a temblar. Se encogió. Sudaba y tiritaba. Los médicos y sus compañeros se acercaron, lo pusieron en una camilla y ahí se quedó un buen rato. “En el Real Madrid no te puedes guardar nada, ese día lo comprendí cuando miré a Raúl temblando del esfuerzo”, dijo Jorge Valdano.

¿Qué es el Real Madrid?

—Es Cristiano Ronaldo haciendo 1,000 abdominales al día.

—Raúl temblando.

—Fabio Capello despedido después de ganar una Liga, porque no convencía su estilo de juego.

—Es arrebatándole al FC Barcelona a Alfredo Di Stefano.

—Es despidiendo como cualquier empleado a Iker Casillas o Raúl.

“Real Madrid no juega, te gana”, dijo Xavi, uno de los símbolos modernos de Barça a un diario francés recientemente.

También el Real Madrid es Champions League y los millones que produce cuando gana. Si los blancos fueran un piloto, serían Ayrton Senna. “El segundo es el primero de los perdedores”, solía decir y en el equipo blanco ser segundo significa la nada.

La Champions es uno de sus imperios, ha ganado 12 y sólo ha perdido tres finales. En los últimos cinco años lleva tres títulos, una semifinal y esta semana en Kiev va ante el romántico y nostálgico Liverpool. Si ganar es importante (o todo) en Chamartín, el dinero también. En el quinquenio han logrado recaudar 367 millones de euros entre la Champions League y el Mundial de Clubes.

Gana y se lleva el botín.

•••

John Wooden, un legendario de baloncesto, define al éxito como “el estado de paz interior como consecuencia de la satisfacción de saber que has hecho todo lo que estaba en tus manos para lograr el máximo de lo que eres capaz”.

Declaración adecuada para un discurso de Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, pero si acaso queremos saber cuál es la realidad del equipo,es necesario asistir a las conferencias de prensa de Zinedine Zidane, técnico del equipo.

El francés ha ganado un Mundial, es probablemente uno de los jugadores más elegantes que ha dado el futbol en la historia, ha ganado Champions como jugador y como entrenador y, pese a eso, algunos aficionados y la prensa se preguntaron si debía continuar en el club a principios de año. Nada basta en la Casa Blanca. “Es muchísimo desgaste; ya quiero terminar esta temporada” dijo Zidane. En el Madrid nada es suficiente, nunca.

El equipo blanco ha sido el club en todo el mundo que más plata tiene en su cuenta bancaria por éxitos deportivos y premios televisivos en los torneos internacionales que ha participado (Champions y Mundial).

Desde que Madrid volvió a tomar el dominio de la Liga de Campeones hace cinco temporadas, el equipo tiene tres títulos y va por un cuarto. Nunca nadie ha ganado tres campeonatos al hilo en esta competición, pero, si algo tiene el Madrid, es justamente que muchas veces consigue lo que nunca antes se ha logrado.

En promedio, por cada partido de Champions suma 5.4 millones de euros, lo que resulta el presupuesto anual de un equipo promedio en Sudamérica. Rico, poderoso, ganador, arrogante.

Este Real Madrid, dice Jorge Valdano, mata a “sangre fría” y cobra la recompensa.

[email protected]