Entre jerseys de LeBron James y Luka Doncic, la República Mexicana recibió una nueva edición de la NBA. Mavericks Dallas derrotó a Detroit Pistons 122-111 en juego de temporada regular. Cada año los aficionados al deporte ráfaga en México se reúnen en la Arena Ciudad de México, un recinto como pocos, capaz de emular a las arenas estadounidenses, hogar de los jugadores cada noche.

Los juegos de la NBA únicamente han visitado la capital del país, lo que ha logrado que asistentes de toda la República, incluyendo los extremos más alejados del país, realicen un viaje de 24 horas, como lo fue con un grupo de alrededor de 50 jóvenes basquetbolistas de Chihuahua.

Previo al partido Luka Doncic y la altitud de la ciudad de México son temas en la conferencia de prensa, Casey resalta las habilidades de Luka al pasar el balón, mientras que la dosificación de los jugadores será la estrategia de Carlisle para soportar las condiciones de la capital de México.

El bombazo de la noche no fueron las clavadas espectaculares, ni los triples de Luka Doncic, sino el anuncio que seguramente pasó desapercibido entre los asistentes hasta un minuto antes de terminar el tercer cuarto cuando las pantallas centrales proyectaron la gran revelación: Capitanes de la Ciudad de México se convertirá en la primer franquicia de la G-league fuera de Estados Unidos y Canadá a partir de la temporada 2020-21.

Con una arena repleta apoyando a Blake Griffin, Derrick Rose y a las voces de MVP para Luka Doncic quien comenzó su espectáculo de triples desde el primer cuarto, donde los Mavs tomaron la ventaja 34-29. El segundo cuarto se vivió con aún más entusiasmo celebrando cada jugada espectacular, cada triple de ambos bandos y por supuesto las clavadas, los Mavs mantenían la ventaja 65-58.

El tercer cuarto, el equipo local, los Pistons, quedaron a deber con sólo ocho puntos contra 17 de los Mavs. El último cuarto fue imposible recuperar la ventaja para los Pistons quienes volvieron a caer en el cuarto 24-27.

La primer jornada de la NBA en México finalizó con Andre Drummond con la mejor cantidad de puntos por los Pistons con 23,  mientras que por los Mavs fue Luka Doncic con 41 fiel a las expectativas de la afición.

Con el último minuto y medio decidido a favor de los visitantes, ambos coches mandaron a la banca a sus estrellas que salieron entre aplausos.