La mexicana Aremi Fuentes ganó la medalla de bronce este domingo en halterofilia en la categoría de 76 kilogramos en Tokio-2020, por detrás de la ecuatoriana Neisi Dajomes que se colgó el oro.

Fuentes levantó un total de 245 kg (108+137), por detrás de la estadounidense Katherine Nye, que se colgó la medalla de plata al levantar 249 kilogramos (111+138), mientras que la campeona Dajomes alzó un total de 263 kilogramos (118+145).

La haltera mexicana no ha podido acabar de mejor manera su primera participación en unos Juegos Olímpicos.

Fuentes empezó levantando 105 kilogramos en arrancada, para subir hasta los 108 kilogramos, pero falló en su intentó de levantar los 110 kg.

La mexicana también fallaría en su último intento en envión cuando intentaba levantar 139 kilogramos, tras alzar 135 kilogramos en su primer intento y 137 en el segundo.

Fuentes, subcampeona en los Juegos Panamericanos de Lima en 2019, se hizo así con su primer bronce olímpico y el tercero de México en estos Juegos Olímpicos, tras los logrados por las clavadistas Gabriela Agúndez y Alejandra Orozco en saltos sincronizados desde plataforma a diez metros y Alejandra Valencia en tiro con arco.