Los Patriotas, por su ventaja ganadora y dominante en los últimos años, hacen sus picks en el draft de la NFL al final de la primera ronda. Eso no ha sido un problema, aunque pareciera que no conseguirán a los novatos más deseados.

Gran parte del éxito del equipo recae en la manera en que el mánager Bill Belichick maneja este día de selección de jugadores.

Ciertamente, no siempre han fichado a los mejores o a los jugadores que puedan adaptarse, como ocurrió con el ala cerrada Daniel Graham en la primera ronda del Draft del 2002 y el back defensivo Ras-I Dowling con la 33 selección en el 2011.

Sin embargo, también han encontrado a sus íconos, como es el caso de Rob Gronkowski que fue elegido hasta la segunda ronda. O recordar el caso de Asante Samuel, Trey Flowers y Shaq Mason que fueron elegidos hasta la cuarta ronda, y Julian Edelman en la séptima ronda, por nombrar algunos.

New England se debe al éxito de la filosofía de proyecto encabezado por Bill Belichick que incluye cuatro puntos clave. Los primeros tres puntos fueron descritos por el analista Mike Lombardi, quien trabajó en el draft con Belichick tanto en Nueva Inglaterra como con los Cleveland Browns.

Lombardi hizo el siguiente análisis durante una entrevista en el 2012 con Paul Burmeister de la NFL Network.

1. “Siempre se trata de construir un equipo. Bill no está tratando de reunir talento”.

Uno de los grandes debates el día del draft es si ocupar o no los puestos de necesidad o simplemente tomar el mejor jugador disponible. Según Lombardi, Belichick siempre está observando cómo un jugador va a encajar en la lista y cómo puede contribuir al equipo.

2. “Bill se trata de no enamorarse de un jugador, sino que está buscando valor”.

Lombardi dice que Belichick es como un “corredor de bolsa”. Una persona “muy analítica” en el draft.

El mánager es bien conocido por negociar en el Draft, algo que se remonta a principios de su carrera. Lombardi dice que esto se debe a que está buscando valor y cree que el costo creciente de los novatos hace que las selecciones tempranas sean menos valiosas. Esos costos crecientes se redujeron en gran medida en el 2011 con el nuevo acuerdo de negociación colectiva.

A Belichick todavía le gusta intercambiar y adquirir más selecciones de draft, pero puede que ahora sea menos agresivo. Además de eso, Lombardi también notó que Belichick no quería novatos de alto precio en su equipo por respeto a los veteranos de su equipo que ya habían dado “sangre, sudor y lágrimas para que ganaran”.

3. “La sala del draft será muy pequeña”.

Lombardi llama a Belichick “uno de los mejores oyentes de todos los tiempos”, pero señala que “no está buscando más opiniones, sino las opiniones correctas”.

Como resultado de ese enfoque, Lombardi dice que el mánager de los Patriotas normalmente sólo tendrá tres o cuatro personas más en el proyecto de la sala de guerra con él. Esto está en marcado contraste con las escenas de las salas de guerra de otros equipos que se muestran en la noche del draft cuando a menudo parece que hay 20 personas o más en la sala.

4. “Belichick sólo quiere entrenar a los jugadores que le gustan”.

Bill ha alcanzado un punto en su carrera en el que puede darse el lujo de ser quisquilloso y despedir a los jugadores que no le gustan. Belichick se prepara mucho para asistir al draft, y en última instancia, ese trabajo es la base para seleccionar buenos jugadores. Pero su filosofía del día del Draft también es sorprendentemente simple, y considerando la gran cantidad de jugadores que puede tener la NFL.