Xolos, Tigres y FC Juárez son los equipos líderes en ocupación de estadio en el Apertura 2019 de la Liga MX. Tijuana llenó 8 de 9 juegos de local para alcanzar 99% de asientos ocupados en el torneo. Los regios lograron 97% y el club de Chihuahua 93 por ciento.

En beisbol, un equipo sobresale con 86%: Naranjeros de Hermosillo, de la Liga Mexicana del Pacifico (LMP), aunque la temporada está en marcha y restan nueve de sus 68 jornadas de rol regular; después está Atlético San Luis casi con 83%. Ninguna otra franquicia de la Liga MX, LMP o Liga Mexicana de Beisbol logra esos porcentajes.

En general, la primera división de futbol tiene una ocupación de 56%, la Liga del Pacífico 58 y la LMB 46 por ciento, números que parecen bajos para un buen funcionamiento financiero.

“Una cifra que te permitiría operar con números negros tendría que estar por arriba de 75%. La parte de gastos de operación puede llegar a representar para las ligas o los equipos un número considerable de acuerdo con lo que están ingresando por concepto de taquilla”, indica Jorge Badillo Nieto, director de la consultoría Fusión MD.

Que los clubes puedan contar con apoyos gubernamentales permitiría que éstos no se vean presionados para trabajar de manera más comprometida la asistencia a sus estadios. “Los clubes cuentan con apoyos gubernamentales que los eximen de pagos de impuestos, si los estadios no son propiedad de los clubes, si son administrados por los gobiernos, se les exenta o se les dan ciertas facilidades de pagos del inmueble. Eso podría representar un apoyo para que el desembolso no sea tan considerable y eso permitiría de alguna manera que la asistencia no afecte tanto las finanzas de los clubes”, señala Badillo Nieto.

Innovación para incentivar la asistencia

Durante la temporada regular de la Liga Mexicana del Pacífico de 2018-19, la ocupación de sus estadios fue de 62% y con la postemporada subió a 65 por ciento. Este año, con el cierre de campaña en diciembre, la liga está por debajo de esa cifra. Si bien una de las ventajas en algunas de las plazas de la LMP es que el beisbol es el único deporte profesional arraigado, la innovación ha sido clave en llevar aficionados a los parques.

“Si la liga quiere competir en la industria del entretenimiento tiene que tener un buen lugar para convivencia familiar. Al renovar estadios, la liga comenzó a crecer en asistencia y demandaba un mayor espectáculo deportivo y se mejoraron las amenidades, la oferta gastronómica, la oferta de bebidas. Tener estadios más grandes y renovados llevó a los equipos a desarrollar estrategias para tener más asistencia”, explica Leopoldo Fierro Madero, director de comunicación de la liga.

Para estar actualizados, la LMP se apoya, principalmente, en los ­Diamondbacks de Arizona, equipo de la MLB, en estrategias de mercadotecnia, una colaboración que tiene un día de la LMP en el parque de Phoenix durante un juego de temporada regular de los Dbacks.

Desde que inició la gestión de Omar Canizales en la LMP (2009-10) hasta la campaña anterior (2018-19), el total de asistentes a los estadios pasó de 1.43 millones a 3.15. El objetivo para este año es llegar a 3.6, apoyados con la expansión de ocho a 10 equipos con Sultanes de Monterrey y Algodoneros de Guasave. Con esta expansión, la asistencia ha subido 12% esta temporada. De momento, la LMP rebasa lo 2.5 millones de asistentes a sus parques y tienen por delante los playoffs, con al menos 28 juegos asegurados.

El incremento de aficionados en los inmuebles va de la mano con los nuevos estadios y la remodelación de otros y con el enfoque de deporte familiar. “Es un espectáculo 100% enfocado en las familias, sano, sin violencia, con áreas bien específicas para fumar; te hace llevar a grupos de cinco, seis, siete personas y eso es muy valioso al momento de subir asistencia”, precisa Leopoldo Fierro.

Con sus respectivas series de eliminación directa, la Liga MX y la LMP mejorarían estos porcentajes. La LMB, con los playoffs, rebasó los 5 millones de asistentes en sus estadios en el 2019, un récord para la organización. Con las distintas competiciones poniendo nuevas marcas de asistencia, sus ocupaciones de estadios aún tienen un tope que alcanzar. Dependerá de las ligas y sus equipos crecer el negocio del boletaje para sumar al resto de los ingresos y que al final se refleje en el espectáculo deportivo y su competitividad.

[email protected]