Tener el esférico en por lo menos 57% del tiempo le ha dado la ventaja a Real Madrid, Bayern Múnich y Chelsea en la ida de los cuartos de final de la Champions League, que hoy conocerá los primeros semifinalistas del torneo.

Tener el balón, una lección que ya habían dejado Inter de Milán y Barcelona (dos veces), los campeones de los últimos tres torneos, y que encontraron en el control del esférico la fórmula para consagrarse pues, según datos de la UEFA, en sus campeonatos ambos clubes han tenido 44% del tiempo el balón en sus peores partidos y hasta 73% en los mejores, y con ello han tenido la mejor ofensiva.

Hoy y mañana se definen las semifinales y salvo Barsa, que empató en el encuentro de ida y hoy recibe a Milán; Real Madrid, Chelsea y Bayern Múnich, que este martes recibe a Marsella con un 2-0 en su favor, los equipos que ganaron a sus rivales en el primer encuentro son los que ocupan hasta ahora los cuatro primeros lugares en posesión del balón en la competencia.

¿Cómo hacerle un gol a un club que no suelta la pelota? Barcelona, conjunto dirigido por Joseph Guardiola, consiguió su mayor control del esférico en los octavos frente al alemán Leverkusen. Sólo cedió el balón en dos de cada 10 minutos.

La misma historia sufrió Valencia con Chelsea como verdugo. El equipo inglés, al igual que Bayern y Real Madrid, tiene el control del balón en seis de cada 10 minutos. Aunque tener el balón no lo es todo, poseerlo brinda más oportunidades.