Bella, ganadora. Pero a su fructífera carrera en el deporte blanco sólo le falta conquistar Roland Garros para poder presumir haber obtenido todos los torneos Grand Slam en el tenis. María Sharapova es deslumbrante para muchos; sobrevaluada, para otros.

También, millonaria. La jugadora rusa avecindada en Florida sólo está a tres partidos de obtener el prestigiado torneo sobre arcilla, luego de que se impusiera ayer a la checa Klara Zakopalova 6-4, 6-7(5) y 6-2.

Tres encuentros más en los que deberá dar cuenta, primero, de Kaia Kanepi, de Estonia; después, con su jerarquía de segunda mejor del orbe, el panorama debe ser hipotéticamente favorable para aspirar en la corona, camino en el que podría encontrarse con la checa Petra Kvitova o con dos top 10 en el orbe: la australiana Samantha Stosur (6) o la alemana Angelique Kerber (10).

Para Sharapova, estos días sobre la tierra francesa de París son, además, la oportunidad de progresar en su andar por el segundo torneo grande del año, competencia en la que su logro más relevante es ser semifinalista en dos oportunidades desde que toma parte del evento que reparte 1.25 millones de euros como premio a quien gane la rama femenil.

Oriunda de Nyagan, María se quedó a una victoria de llegar al duelo clave, primero, en el 2007 cuando, siendo la segunda en la siembra, la serbia Ana Ivanovic le eliminó en dos sets, similar condición cuando Li la doblegó el año pasado.

En tres ocasiones previas, la europea que cuenta con el patrocinio de siete compañías, entre ellas Nike, TAG Heuer y Samsung, quedó fuera en la etapa de cuartos de final en las justas del 2004, el 2005 y el 2009. En otras ediciones, se despidió en primer (2003), tercer (2010) y cuarta ronda (2006 y 2008).

Recientemente, la revista Forbes divulgó que la reina en Wimbledon 2004, Estados Unidos 2006 y Australia 2008 es la tercera mejor pagada del planeta y la máxima en el género femenino. La publicación especifica que en el periodo julio 2010-julio 2011, Sharapova obtuvo 25 millones de dólares y que la venta de su línea de ropa se incrementó 26 por ciento.

Por lo pronto, María ya aseguró 193,000 dólares por llegar a los cuartos de final de RG 2012. El total de sus ganancias de por vida en el tenis ya es 19.51 millones por darle encanto al juego.

diego.fragoso@eleconomista.mx