La Premier League es un invitado cotidiano a disputar el título de la Liga de Campeones de Europa. Incluyendo a Chelsea, que el fin de semana definirá al ganador de La Orejona frente a Bayern Múnich, en las últimas ocho finales en siete ocasiones ha habido un participante inglés.

Manchester United, Arsenal, Liverpool y Chelsea son los clubes que han hecho presente al futbol de Inglaterra en la máxima competición europea. El secreto parece estar en la competitividad, así lo asegura para El Economista el analista de futbol internacional David de la Peña, colaborador de la cadena radiofónica Cope.

La competencia es tal en el campeonato doméstico que la obligación de mejorar curso tras curso para rivalizar hace que se produzca un progreso que se refleja en los torneos internacionales , dijo.

Según el informe anual Football Money League 2012 de la consultora Deloitte, seis de sus 20 clubes son ingleses y figuran entre los equipos que más ingresos perciben. Al respecto, De la Peña explicó: Es imposible descartar la importancia financiera,

tomando en cuenta que Manchester City acaba de ganar la Liga o que Chelsea -que ha crecido a golpes del talonario de su dueño Abramovich- se ha plantado en la final de la Champions .

Es importante mencionar que los clubes de Premier League que han disputado las últimas finales actualmente son propiedad de empresarios estadounidenses o multimillonarios que sin duda han invertido en las plantillas.

Para el analista el potencial en cuanto a las finanzas de estos gigantes no está al alcance del resto de vencidos en las grandes ligas europeas. En España, por ejemplo, Valencia, Sevilla o Atlético de Madrid no tienen el potencial de los ingleses mencionados y se quedan en el camino .

¿Cuánto tiempo durará la constancia de los clubes ingleses?

Desde el 2007, la Primera División inglesa se ha impuesto como la mejor liga europea, según el ranking de cocientes de UEFA, situación que según el especialista seguirá por muchos años.

Será una constancia a largo plazo, pero tampoco debemos de enfocarlo como una supremacía absoluta. En las últimas ocho finales ha habido tres campeones españoles y dos italianos .

llanely.rangel@eleconomista.mx