San Luis Potosí. La alegría no cabe en su rostro. Su sonrisa y el brillo en sus ojos no indican más que la satisfacción y la tranquilidad que ha obtenido tras hacerse de su boleto para los Juegos Olímpicos, una vez que se hizo de la Marca A, que se exige para que las nadadoras se sientan más seguras que nunca, con pie y medio en el avión.

Fernanda González -mexicana de 21 años, especialista en los 100 y 200 metros dorso- tiene razones de sobra para dibujar una sonrisa tras otra, para posar ante las cámaras y agradecer que por fin ve a muchos medios cubriendo un deporte que no necesita de una pelota .

El logro de Fernanda es doblemente meritorio. Primero, porque aseguró para México un lugar en Londres y, después, porque ha dado una alegría a su país superando una fobia cuando era niña.

Sí. La primera nadadora mexicana que logra conseguir la Marca A en la historia en su niñez no era capaz de saltar a la alberca, el pánico la superaba. Fue en una acuática de Nelson Vargas, personaje que hoy es vital en su dulce realidad, adonde la llevó su madre para comenzar esta historia llena de éxito.

La originaria del Distrito Federal explicó por qué hoy entrena en San Luis Potosí. Era un poco difícil entrenar a mi nivel en el DF. El profesor Nelson Vargas fue un factor importante en este cambio.

Él me dijo: no puede ser posible que estés tres horas en el tráfico, no puedes vivir en ese estrés y esperar buenos resultados en la alberca. Aquí en San Luis Potosí no hay nada que me lo impida , relató.

Y los resultados hablan por sí solos, porque Fernanda cosechó metales en los Juegos Panamericanos y ostenta la mejor marca nacional, con 2:10.75 en los 200 metros dorso.

Ahora, ya con su participación asegurada en la justa olímpica, la atleta destaca lo bien que se siente. Era un peso que mi entrenador y yo estábamos cargando, pero ya muy contenta con el boleto. Al tener la Marca B estabas atenido a que la FINA te invitara, ahora con la Marca A ya nadie te baja del avión .

La representante que México ha asegurado en las piscinas de Londres destacó que llega más madura, con muchos mundiales y que su meta en los Juegos Olímpicos será llegar a las semifinales, ya que hace muchos años que una mujer no llega a esta etapa .

carlos.herrera@eleconomista.mx