Los duelos de baloncesto entre Seth y Stephen durante la tarde en su casa en Charlotte están entre sus mejores recuerdos de la infancia. Los hermanos Curry pasaban horas mostrando sus habilidades en el baloncesto, mientras que su padre, Dell, podía estar enfrentando uno de sus mejores encuentros en la NBA.

Los duelos con su hermano no se terminaban hasta el momento en que Sonya, su mamá, se asomaba por la ventana de su casa y los llamaba. La relación entre el deporte y la familia Curry fue un tema que cuidaron Dell y Sonya, pues a sus tres hijos les indicaron cuáles eran las prioridades, así, en primer lugar estaba la fe, después la familia, en tercer sitio la academia y hasta el último, el deporte.

El deporte es gran parte de nuestra familia, pero no es la prioridad , indicó Stephen Curry al portal sfgate.com.

Entonces, cuando Stephen no acataba las reglas de su casa o del salón de clases no podía salir a jugar y poco a poco se fue disciplinando ante las exigencias de su mamá.

Sonya ha buscado hacer de Stephen un buen jugador y quizá la disciplina que le fue inculcada hizo que en la última temporada (2008-2009) que defendió los colores del representativo de Davidson, promedió 4.4 rebotes, dio 5.6 asistencias y por partido sumó 28.6 unidades que lo colocaron en el primer sitio de la NCCA división I.

Al ser candidato en el draft del 2009, Curry estimó que sería elegido entre la ronda número siete y 20, también confió en que estaba preparado física y mentalmente para estar en la NBA. Curry no se equivocó: fue la séptima elección global del 2009 y en julio firmó un contrato por 12.7 millones de dólares por cuatro años con Golden State.

Él se ha convertido en el chico que ya registró su triplete número 1,000 con 369 partidos, marca que tenía Dennis Scott, que logró el mismo récord pero en 457 partidos. Curry, de 26 años, indicó que durante un entrenamiento realiza entre 200 y 350 triples al día durante la temporada. En su tiempo libre, en verano, la cifra puede llegar hasta 500 por día.

En la búsqueda de que su hijo cada vez sea mejor, en la presente temporada, Sonya y Stephen tienen una apuesta, si el número 30 de la quinteta de Golden State supera más de tres pérdidas de balón en un encuentro, le tiene que dar 100 dólares por pérdida a su mamá. Sus números en la temporada pasada eran de 3.8 y en la presente se ha reducido hasta 3.2.

La apuesta me mantiene al límite todo el tiempo en cada juego , comentó Curry al diario San Francisco Chronicle.

Él es quien se llevó las votaciones para la presente edición del All Star Game (ASG) de la NBA, con 1’513,324 votos, dejando atrás a LeBron James, quien recibió el mayor número de votos en el 2014.

Stephen estará presente por segundo año consecutivo en el duelo de estrellas y ante la elección de este año, declaró que no se esperaba el apoyo de los aficionados. Quiero representar a Golden State de la mejor manera .

Por ahora, su equipo se coloca como el líder de la Conferencia Oeste (38-8) y él promedia 23 unidades, 4.8 rebotes y 8.2 asistencias.

[email protected]