Considerando que Ferrari significa Fórmula 1, no me imagino que uno pueda existir sin el otro , dijo hace un año el alemán Michael Schumacher, siete veces campeón del mundo, cuando se habló de la posible salida de la escudería del campeonato por motivos de restricción presupuestal.

Un año después, el equipo de los bólidos rojos, del Cavalino Rampante, correrá la séptima carrera de la temporada 2010 de la F1 su Gran Premio número 800, una cifra histórica a la que ningún otro equipo se acerca. Por ello a los italianos les gustaría celebrarlo en grande.

Uno de sus pilotos, el brasileño Felipe Massa, considera que ésta es la ocasión perfecta de darle un triunfo a Ferrari y de paso revivir su historia de amor en Turquía.

Creo que si todo funciona perfectamente podemos contar con un coche competitivo , dijo.

El brasileño, quinto en el campeonato y a 14 puntos de diferencia de su compañero de equipo, el español Fernando Alonso, no ha ganado ninguna carrera desde el 2008 tras perderse gran parte del 2009 debido a una lesión, desea ganar en Estambul.

Es un gran placer para mí ser una pequeña parte de los 800 grandes premios para Ferrari. Es una sensación fantástica estar dentro de esta bonita historia , añadió Massa, quien ha ganado tres veces en cinco carreras que ha disputado.

Junto con Alonso que ya ha demostrado su autoridad en la escudería, forman un bloque que puede pelearle el podio a los pilotos de Red Bull, escudería que busca por medio del australiano Mark Webber su tercera victoria consecutiva junto con su coequipero, el alemán Sebastian Vettel.

La escudería de Red Bull ha comenzado todas las carreras este año desde la pole position y Estambul históricamente siempre le ha sonreído.

Vettel, que tendrá un chasis diferente al utilizado en las dos últimas carreras tras un defecto encontrado en Mónaco, hizo su debut en la F1 en Turquía como piloto de pruebas de BMW-Sauber en el 2006, a los 19 años. El británico Jenson Button, de McLaren, es el campeón defensor, ya que ganó en el 2009 con Brawn.