Un rollizo sudamericano anda a toda velocidad, en tanto ve que su batazo cae en una zona inatrapable del right field. Pablo Sandoval acelera, pasa por la segunda base, no tiene toda la rapidez de Derek Jeter, pero es capaz de mover su cuerpo de 109 kilogramos y dejar en sus pisadas el sello de Puerto Cabello (su lugar de origen en Venezuela) hasta la tercer colchoneta en Kansas City.

Anoche, Sandoval hizo algo complicado: logró castigar a Justin Verlander con un batazo que trajo consigo tres anotaciones en el primer inning y facilitó la ruta para que la Liga Nacional venciera 8-0 a la Americana, en la edición número 83 del Juego de Estrellas de la Major League Baseball.

Para el Cy Young del año pasado, parecía una jornada promisoria luego de obtener ponche a costa de Carlos González, pero después prosiguieron cuatro imparables y cinco carreras, en el duelo que tuvo como sede el estadio Kauffman.

El viejo circuito extendió la ventaja definitiva con tres anotaciones en el cuarto capítulo, de las cuales dos fueron gracias al cuadrangular del dominicano de Giants, Melky Cabrera, en una noche donde lucieron los elementos del conjunto de la bahía.

Matt Cain, pitcher, también de San Francisco, se acreditó el triunfo con desempeño en dos entradas, un hit permitido y un ponche.

Verlander sufrió el revés luego de admitir cinco carreras, cuatro imparables, brindar par de ponches e igual número de bases por bolas.

Con la victoria de la National League (NL), ésta coloca su historial en 43 triunfos (tres consecutivos), mientras que la Americana deja su saldo en 38 éxitos, el equipo finalista de la NL será el que comience como local la próxima Serie Mundial.

Por su parte, Melky Cabrera, jugador de Gigantes de San Francisco, se llevó la condecoración del Más Valioso del Juego, informaron las Grandes Ligas.

DISMINUIRÁN JUEGOS INTERLIGAS

Por otra parte, Michael Weiner, líder del sindicato de peloteros de la MLB, informó que para la temporada 2013 se reducirán los partidos interligas entre equipos de la misma ciudad.

Weiner mencionó que sólo se efectuarían hasta un máximo de cuatro encuentros, en lugar de los seis que habitualmente se disputaban, por lo que la reducción evitará más confrontaciones entre New York Yankees y Mets, Los Ángeles Dodgers y Angelinos, o Cubs frente a Chicago White Sox. El cambio de formato se deriva de la mudanza de Houston Astros a la Liga Americana.

No era justo disputar seis juegos contra un rival al que otros equipos en tu división no tienen que enfrentar , afirmó Weiner en el marco del All Star Game 2012, en Kansas City.

Habrá una excepción en los años en que cierto equipo juegue contra la división donde milita su rival de la misma ciudad. Es decir, Cachorros y Medias Blancas jugarían seis veces en las temporadas en que el Centro de la Nacional enfrente a esa misma división de la Americana.

(Con información de Diego Fragoso)