El Clausura 2014 se encuentra muy lejos de ser un torneo que pueda permitir a las autoridades de la Liga MX decir al final de la campaña que nuestro balompié es de los mejores del mundo y que dentro de la cancha se puede presenciar un buen espectáculo. La jornada que concluyó ayer se colocó como la segunda peor en la historia de los torneos cortos en el tema de la producción de goles con apenas 11 anotaciones festejadas en nueve compromisos.

Con la nula contundencia de Morelia, León, Toluca, Veracruz, Atlante, Pachuca, Monterrey, Tigres, Chivas, Gallos Blancos y Tijuana no sólo se colocó, a la quinta jornada, del presente campeonato en el segundo sitio de las peores semanas desde 1996 a la fecha, sino que al sumar 11 clubes sin poder manifestarse en el marcador, se impuso un récord, superando a las nueve franquicias que en la jornada 12 del Invierno 97 colaboraron para que solamente se festejaran 13 dianas.

De no haber sido por los tres tantos que Pumas le propinó a Tijuana en la cancha de CU, el Clausura 2014 ya se hubiera asegurado un lugar en la historia de nuestro balompié: los goles de los universitarios permitieron superar apenas por un gol la peor marca en la historia de los torneos a una sola vuelta, que se registró en la quinta semana de competencia del Invierno 96, en el que hubo sólo 10 festejos en las tribunas y ocho equipos se quedaron en blanco.

Luego de igualar 0-0 ante Tigres en el Clásico del Norte, José Guadalupe Cruz, entrenador de Monterrey, lejos de haber quedado amargo con la igualada, destacó el hecho de haber mantenido intacta su meta. Los Clásicos son así, muy disputados, muy difíciles. Hubiéramos estado contentos con la victoria; sin embargo, el empate nos permite sumar aunque sea de uno, no recibir gol ha sido una buena noticia .

La Fecha 12 del Invierno 97 y la Jornada 11 del Apertura 2011 empatan en el tercer sitio de las peores semanas en cuanto a producción de goles, con 13 tantos producidos. Mientras en el primer torneo mencionado, nueve clubes no fueron capaces de mandar la pelota a las redes, en el segundo fueron siete los que colaboraron para que dichas fechas hicieran historia y frustraran a muchos aficionados, que se quedaron con las ganas de festejar.

De seguir el torneo con esta tendencia, el Clausura 2014 terminará como uno de los peores campeonatos en cuanto a producción de anotaciones, situación que podría alejar a la afición de los estadios y restar espectacularidad, dos factores en los que las autoridades de la Liga MX han puesto énfasis para mejorar semana tras semana y poder alcanzar su sueño de estar entre los mejores del mundo.

Por ahora, la marcha de sus 18 clubes de Primera División está muy lejos de lo que ellos hubieran deseado.