Decio de María, presidente de la Liga MX, negocia ante las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) acelerar el proceso de visado de trabajo de al menos 17 jugadores que fueron fichados por equipos mexicanos pero que no tienen el permiso para laborar en nuestro país.

Ayer, el portal ESPN.com aseguró que el Presidente de la Liga ha mantenido en esta semana al menos dos reuniones ante el INM para arreglar lo más pronto posible el caso, ya que muchos clubes ven que su inversión no puede ser aprovechada.

Ahora, en México, las visas de trabajo tienen que tramitarse en el país de origen del futbolista en cuestión y, en este caso, en la respectiva Embajada mexicana, antes de hacer el viaje al país.

Anteriormente, el trámite podía hacerse en México, en tanto que los refuerzos podrían entrar a territorio nacional con visa de turista, pero el reglamento se modificó.

El cambio del procedimiento apareció en el Diario Oficial de la Federación el pasado 9 de noviembre.

Entre los equipos afectados está Cruz Azul, uno de los cuatro grandes del futbol mexicano, que no puede usar al colombiano Teófilo Gutiérrez ni al argentino Nicolás Bertolo.

Una situación más complicada la vivió el volante argentino Mauro Matos, fichado por San Luis de la Primera División, quien a finales de diciembre fue deportado junto con su representante cuando trataba de ingresar al país por el aeropuerto internacional de la capital.

El Presidente de la Liga reconoció el problema y dijo que trabajan para solucionarlo.

Desde que cambió la regla, se le comunicó a todos los clubes; algunos ya habían hecho contrataciones, otros estaban en el proceso, algunos sí han resuelto el problema. La Liga está trabajando con la autoridades, primero, para dimensionar cuál es el problema y, luego, para buscar una solución , dijo el dirigente.

Por lo pronto, otro equipo con el mismo problema es Atlas, uno de los candidatos al descenso de la Liga MX, que no puede contar con la ayuda del chileno Rodrigo Millar ni del boliviano José Luis Chávez.

Otros equipos afectados son Querétaro, que no puede usar al colombiano Oswaldo Henríquez ni al brasileño Luis Apodi, mientras que Santos no tiene habilitado al futbolista colombiano Andrés Rentería.