En su temporada 2012 y previo a celebrarse este día el comienzo de la Serie del Rey entre Rojos del Águila de Veracruz y Rieleros de Aguascalientes, la Liga Mexicana de Beisbol ya superó la barrera de los 4 millones de asistentes a sus estadios.

El Economista realizó las sumas en las que se incluyen los playoffs de este año y hasta las series de campeonato de zonas, son alrededor de 4.07 millones de aficionados los que se dieron cita a los 16 parques.

Preciso referir que en los encuentros que se disputaron desde marzo y hasta la conclusión de julio estuvieron 3.81 millones de personas, acorde con el resultado que arroja la sumatoria tras consultar los registros oficiales en el sitio de la LMB.

A los playoffs 2012 han acudido 259,890 espectadores aproximadamente, siendo Sultanes de Monterrey el que mejor promedio arroja por encuentro, con 15,747 de un total de 78,737. La franquicia que menos convocatoria tuvo fue Olmecas de Tabasco con una media de 12,024 y un acumulado de 4,008 asistentes a su estadio en tres encuentros.

Seguidores respondieron en Veracruz

A su vez, los clubes finalistas incrementaron sus entradas promedio en fases de eliminatoria con respecto al certamen regular hasta en poco más de 100%, fue el caso de Aguascalientes, que llevó a 31,397 aficionados para que en cada uno de los cinco compromisos en el Estadio Alberto Romo Chávez estuvieran 6,279, cuando en temporada regular iban 3,126.

En el Sur, Veracruz totalizó 38,313 en cinco confrontaciones en el Deportivo Universitario Beto Ávila, aproximadamente 7,662 por tarde-noche, cuando en la contienda regular se contabilizaban 4,299. Además, el equipo del Golfo llenó su estadio (7,782) en los tres partidos ante Tigres y contra Tabasco se quedó cerca con 7,652 y 7,315.

En estadísticas, nivelados

Tanto en pitcheo como bateo las estadísticas de postemporada no marcan gran diferencia entre Rojos y Rielereros. Los primeros tienen .263 con la madera, 55 carreras impulsadas, 104 hits y 16 jonrones.

El elemento más sobresaliente en este departamento es Pedro Castellano, con .350, cinco remolcadas y 14 imparables. Desde el montículo la efectividad colectiva es de 3.26, siendo Lorenzo Barceló un pilar con sus cuatro victorias sin derrotas y 1.29 de ERA.

La ofensiva hidrocálida batea para .280, ha producido 61 anotaciones, 106 hits y 16 vuelacercas.

Carlos Rodríguez marca .395, 11 RBI, cuatro cuadrangulares y 15 indiscutibles. En la loma, los pupilos de Enrique Reyes tienen 4.59; Edward Valdez sobresale con 1.23 y récord de 1-0.

[email protected]