La Liga MX no es referencia de futbol para ningún sitio del mundo, excepto para el propio territorio mexicano y de Estados Unidos. Aun ahí, en el vecino del norte, el éxito en las audiencias televisivas corresponde a una tradición y consecuencia cultura de los inmigrantes, más que a un acierto en la política de expansión del torneo mexicano.

Hace unos días, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol (IFHHS) ubicaba a la Primera División de nuestro país en el sitio 20, derivado de la poca trascendencia de los clubes en competencias internacionales; a eso se le suma la falta de una estrategia para internacionalizar al torneo mexicano, según especialistas, y a una visión que privilegia los resultados económicos, más que los deportivos.

A la liga le hace falta una campaña más intensa en los mercados más grandes; es decir, Europa y Asia , expresa Francisco San José, experto en marketing deportivo.

El especialista indica que la popularidad del futbol mexicano en Estados Unidos es un fenómeno parecido a lo que ocurre con la Liga Premier de Inglaterra y diversos territorios que estuvieron bajo su dominancia cuando fue imperio. Es algo natural que ex colonias inglesas compren los derechos de transmisión de la liga inglesa.

Para la Liga MX ha sido consecuencia directa de la programación de las diversas cadenas de televisión que ofrecen los partidos en Estados Unidos y no como una tarea explícita de la Liga , indicó Francisco San José.

Según datos de Univisión, los partidos del torneo mexicano registran 847,000 televidentes por encuentro en EU, lo que significó un crecimiento de 2% con respecto a índices pasados.

Sin embargo, la popularidad del futbol mexicano no es algo que se repita en otras latitudes. Sergio Levinsky, periodista argentino, explica que tiene demasiada competencia con otros grandes torneos; hay una saturación en la gente .

El también sociólogo argumenta que, en el caso de Argentina, la gente, entre el propio torneo local y los europeos, ya no tiene tiempo para observar otras competencias. Además, los mejores jugadores están en las ligas europeas, por lo que la Liga MX no despierta interés entre los fanáticos.

El costo de no brillar en el mundo

En el último año, los clubes mexicanos registraron 54.8% de efectividad en sus partidos en competencias internacionales; es decir, conseguían poco más de la mitad de los puntos disputados en torneos donde representaban a nuestro país.

Precisamente, uno de los parámetros que evalúa la IFFHS para determinar la posición de los torneos son los éxitos en torneos internacionales. A pesar de que durante el 2015 el balompié nacional tuvo un finalista continental (Tigres en Copa Libertadores) y un campeón de clubes de la Concacaf (América en Concachampions), la calificación de la Liga MX (20) estuvo debajo de Colombia (11), Paraguay (12) y Ecuador (19), ligas mejor representadas a nivel continental.

En tanto, en parámetros donde la misma liga dice tener cifras a la par de los mejores torneos del mundo, el experto en marketing cuestiona la veracidad de los números y beneficio de los mismos.

La venta de localidades a bajo precio impacta y sesga los datos de la Liga MX. Son reales en cuanto a que sí venden ese número de boletos, pero no representa el interés o modelo rentable y sustentable de negocio , complementa Francisco San José haciendo la comparación con los torneos europeos, donde los precios son altos y pocas veces los clubes realizan promociones.

Finalmente, los especialistas reconocen el poderío económico del futbol mexicano, además de su popularidad en Estados Unidos, pero la Liga MX sigue estando lejos de la élite futbolística.