Johanesburgo.-La reiterada oposición de la FIFA a la utilización del video para asistir a los árbitros volvió a generar polémica el lunes tras dos controvertidas jugadas la víspera en octavos de final, mientras empezaban a rodar las primeras cabezas por los malos resultados.

No hacemos comentarios sobre las decisiones arbitrales. La FIFA y la International Board (el organismo que rige las reglas de juego) ya dieron su opinión sobre el arbitraje por video", repitió a la prensa sin cesar durante media hora el portavoz de la FIFA, Nicolas Maingot.

En otras palabras, aquí no ha pasado nada. Una opinión que no comparten sobre todo los aficionados ingleses y mexicanos, un día después que el árbitro uruguayo Jorge Larrionda no viera el gol legal del inglés Frank Lampard y su colega italiano Roberto Rosetti validara un tanto en fuera de juego del argentino Carlos Tevez.

El FIFpro, el sindicato mundial de jugadores, pidió este lunes a la FIFA reconsiderar su posición sobre su rechazo al video. "Después de los dos errores arbitrales en una sola jornada del Mundial, los llamamientos a utilizar la tecnología en el futbol no pueden ignorarse", afirmó.

El seleccionador portugués, Carlos Queiroz, se mostró favorable a utilizar tecnología para dilucidar jugadas dudosas en el futbol, aunque consideró que el Mundial de Sudáfrica no "es el momento oportuno para debatir" esta cuestión.

Para justificar su posición, el presidente de la FIFA Joseph Blatter había defendido en marzo pasado el llamado principio de "universalidad del futbol". Para la FIFA, las reglas tienen que ser las mismas en todas las competencias, desde los juveniles hasta los profesionales, sin excepción

Según Blatter, algunos partidos, incluso de alto nivel, no tienen la misma cobertura de televisión que la Copa del Mundo. Por tanto, los árbitros no dispondrían de los mismos medios en todos los estadios, lo que resulta inaceptable para la FIFA.

Mientras las polémicas crecen en torno a los árbitros, los equipos eliminados empiezan a tomar medidas. En Francia, Jean-Pierre Escalettes anunció que dimitirá el 2 de julio como presidente de la federación gala, después del fracaso y los escándalos de la selección nacional en el Mundial de Sudáfrica, donde el equipo se despidió en la primera ronda.

Otras selecciones dudan sobre la continuidad del técnico. La federación mexicana todavía no anunció si mantenía a Javier Aguirre al frente del 'Tri'.

En Inglatera, la federación del país anunció que no se pronunciará hasta dentro de dos semanas sobre la continuidad del seleccionador el italiano Fabio Capello, pese a que manifestó que quiere seguir en su cargo, tras la eliminación del domingo en octavos en el Mundial.

Al respecto, el primer ministro británico David Cameron señaló que la canciller alemana Angela Merkel le presentó excusas cuatro veces, en cada uno de los goles que la' Mannschaft' le marcó a Inglaterra (4-1). "No fuimos robados, sino que fuimos derrotados", aseguró el jefe del gobierno británico, que retiró la bandera inglesa que ondeaba en Downing Street, su residencia oficial.

BVC