Dubai. La leyenda del futbol argentino Diego Maradona fue presentado en Dubái con el club al que comenzará a entrenar, el Al Wasl emiratí, y aprovechó el acto para cargar contra los responsables de la Federación Internacional (FIFA), a la que llamó museo de dinosaurios .

El Pelusa se refería así al órgano que rige el futbol mundial, en una semana especialmente convulsa por la sucesión de escándalos de sospechas de corrupción que acompañaron la reelección de Joseph Blatter este miércoles en el 61 Congreso en Zúrich.

La FIFA es un gran museo de dinosaurios y no están dispuestos a renunciar al poder , comentó Maradona, que entrenó a la selección de Argentina hasta el pasado Mundial de Sudáfrica-2010, el torneo estrella de la FIFA, en el que la albiceleste se estrelló por 4-0 ante Alemania en cuartos de final.

Se quedarán (los actuales dirigentes) hasta que tengan 105 años. Me gustaría que renunciaran a ello, pero no tengo muchas esperanzas , apuntó, admitiendo que no había sido una sorpresa para él la reelección de Blatter para un cuarto mandato.

Maradona lamentó que muchas cosas no están claras en el futbol y culpó de ello a los dirigentes actuales del organismo, del que dijo que no saben de fútbol . Cada día asistimos a casos de corrupción y de manipulaciones de partidos , subrayó.

El argentino fue presentado por el Al Wasl, un club de Emiratos cuyo presidente es el jefe Ahmed Bin Rashed Al Maktoum, que ha decidido dar impulso al equipo a golpe de petrodólares y estrellas extranjeras, empezando por el fichaje de Maradona como entrenador, para los dos próximos años.

El mítico 10 argentino admitió que quiere traer a grandes jugadores al club, pero ya avisó a los hinchas de que hay cosas que son imposibles, empezando por el mejor jugador del momento, Lionel Messi (Barcelona).

A Messi no lo vamos a poder traer... , dijo resignado, apuntando que tampoco está planeado contratar a otro argentino, el veterano Martín Palermo.

Con sus críticas a la FIFA, Maradona continúa lanzando dardos, después de haber pedido la dimisión del presidente de la Asociación del Futbol Argentina (AFA), Julio Grondona, y de haber calificado de mamarracho a su sustituto en el banquillo nacional, Sergio Batista.

Sobre el dinero que recibirá, Maradona, de 50 años, dijo que la cantidad está "muy lejos" de los 10 millones de dólares que publicó la prensa. "Los grandes contratos van para los jugadores, no para los entrenadores", dijo en la rueda de prensa en un hotel de lujo de la isla artificial Palm Jumeirah.

Su objetivo principal será relanzar al Al Wasl, varias veces campeón nacional y vencedor de la Liga de Campeones del Golfo Pérsico en 2009-2010, pero que en los últimos meses ha atravesado por una importante crisis, que terminó con la destitución del DT brasileño Sergio Farias.

El Al Wasl es actualmente cuarto en la clasificación, con 27 puntos, a 16 unidades del Al Jazira, que tiene muy cerca proclamarse campeón.

EISS