El nuevo jefe de la F1, Chase Carey, declaró que la categoría necesita un nuevo punto de partida después de que su anterior promotor, el histórico Bernie Ecclestone, la dirigiera como un dictador durante mucho tiempo .

Es un gran deporte, pero claro que puede ser mejorado. Hasta cierto punto necesitamos un nuevo punto de partida. Lo que aportamos es una mirada nueva. No tenemos otra ambición que hacer un deporte fantástico para los aficionados , señaló en una entrevista con la BBC.

Ecclestone fue remplazado el lunes por Carey como director general de Formula One Group, la entidad que pasó a gerenciar la categoría reina del automovilismo deportivo, anunció Liberty Media, el nuevo propietario.

Será difícil para Bernie: ha dirigido este deporte la mayor parte de su vida adulta , añadió Carey.

Él mismo dice que es un dictador. Ha dirigido como un dictador durante mucho tiempo. Este deporte necesita una mirada nueva, pero Ecclestone puede todavía aportar mucho a la F1 , continuó el estadounidense.

Liberty Media compró la F1 al fondo de inversión CVC Capital Partners, que la controlaba desde hacía más de 10 años, en colaboración con Ecclestone, de 86 años.