Durante el primer semestre del 2015 Hedgardo Marín jugó siete minutos del Torneo Clausura del mismo año. Fue en el partido de vuelta de los cuartos de final ante Atlas cuando Chivas ganó 4-1 para avanzar a semifinales, y el defensa rojiblanco ingresó en los últimos instantes del juego.

Marín, que estaba como suplente de Carlos Salcedo y Jair Pereira, tuvo su recompensa en la Copa MX, torneo en el cual disputó los 810 minutos de los nueve partidos, para llegar a la final de ese mismo semestre ante Puebla. Era un contexto complicado para Guadalajara, quien, todavía al mando de José Manuel de la Torre, prefirió sumar en la Liga para alejarse de los problemas del descenso aunque estuviera a un partido de conseguir el título de Copa.

Chivas es el mejor ejemplo de cómo afrontar con jugadores con poca actividad en Primera División el avance en la Copa MX. Los rojiblancos son los únicos en sumar tres finales en las nueve ediciones que lleva el torneo desde su relanzamiento y lo han hecho con la administración y rotación de futbolistas para sólo utilizar a cuatro de los 33 jugadores que más minutos han disputado en Liga de cada edición y llegar al partido por el trofeo de Copa.

La tendencia indica que los clubes de la Primera División siguen sin necesitar de sus mejores jugadores o los de mayor actividad para llegar a la final de la Copa MX, que continúa como un torneo alterno, de prueba y error, el cual algunas veces sirve como plataforma, como le sucedió a Hedgardo Marín, ahora titular con Chivas desde la salida de Carlos Salcedo y con participación en la Copa del Apertura 2016 de sólo los dos primeros partidos, cuando todavía era considerado como suplente.

Según un recuento de El Economista, tomando en cuenta a los 14 equipos finalistas de Copa que representan a la Primera División, el porcentaje de participación de jugadores titulares en Primera División y Copa MX es 27.9%; es decir, menos de tres futbolistas de cada equipo tienen participación constante en Liga, por lo que el resto tiene en la Copa un refugio ante la inactividad.

Hay que acotar que Chivas y Puebla repitieron en más de una ocasión, mientras Dorados, Correcaminos, Alebrijes y Necaxa fueron representantes de la Liga de Ascenso.

Chivas ha encontrado un método en las rotaciones y prueba de jugadores para llegar a tres finales de Copa, sin recurrir a los futbolistas habituales de Liga. Hedgardo Marín, Carlos Cisneros, Ángel Zaldívar y Rodolfo Cota fueron titulares en la Copa antes de convertirse en titulares en la Liga.

Para este torneo de Copa registran una media de participación de 177 minutos, lo que representa la cuarta parte de los ocho partidos de Chivas en la actual edición; sus minutos en Primera División llegan a una media de 1,191 minutos y significan 72% de todos los minutos del equipo en la Liga MX. Los futbolistas cambiaron sus estatus, en parte, a su participación en el torneo de Copa.

Además, Chivas ha sido fiel a ese estilo, ya que incluso en las finales no ha variado mucho de futbolistas, dando seguimiento a los jugadores que ayudaron a que Guadalajara llegara a la final; porque existen casos como los de Luis Gabriel Rey y Michael Orozco con Puebla, Federico Vilar con Monarcas y Luis Amaranto Perea con Cruz Azul, entre otros, quienes sólo fueron habilitados para jugar cuando se llegó a instancias finales de la Copa.

Caso contrario fueron Santos y Veracruz, quienes resultaron campeones de la Copa con la mayor cantidad de jugadores titulares en Liga: nueve y seis futbolistas, respectivamente.

Con la eliminación prematura en la Liga, sin opciones de calificar a Liguilla, Guerreros y Tiburones enfocaron sus esfuerzos en la final de la Copa, aunque a lo largo del torneo fue una estrategia recurrente utilizar a sus mejores jugadores.

Para afrontar la final de Copa del Apertura 2016 Querétaro utilizó a cuatro jugadores regulares en la Liga, poco más de la media de los equipos finalistas provenientes de Primera División. El caso más significativo es el de Camilo Sanvezzo, titular en todos los partidos de Copa; eso ayudó a recuperar el puesto en los partidos de Liga, luego de una larga lesión de rodilla.

Miguel Martínez, Marco Jiménez y Jonathan Borstein se encuentran entre los 11 jugadores con más minutos tanto en Liga como Copa, pero en este último torneo entraron en actividad cuando Gallos Blancos accedió a instancias de eliminación directa.

La Copa continúa como experimento de los equipos de la Liga MX, aunque algunos, como Chivas, ya encontraron un método que los lleva a lo más alto.