Charles Leclerc, el piloto de Ferrari y coequipero de Sebastian Vettel, tomó como ejemplo los dos partidos de semifinales en la Champions League de esta semana, cuando Tottenham y Liverpool remontaron el marcador para avanzar a la final del torneo que se jugará el 1 de junio.

“Como equipo y como pilotos, siempre has de mantener la motivación. Nunca puedes rendirte. Eso es extremadamente importante en este deporte. La Champions League es un buen ejemplo. Ésa es la mentalidad del equipo. Estamos aquí para ganar y es lo que queremos hacer. Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para mejorar y confío en que lleguen los resultados”, dijo el piloto monegasco, tras el día de práctica en el circuito  Barcelona-Catalunya.

Aún Ferrari puede revertir la ventaja de Mercedes para pelear por el título mundial. En el campeonato de constructores, la escudería con base en Brackley, Reino Unido, se distancia del equipo italiano por 74 puntos. Por lo tanto, Ferrari con su coche SF90, considerado en invierno como uno de los más rápidos, debe remontar para colocarse  como líder de la clasificación.

“Debemos entender los neumáticos un poco más, pero es lo mismo para todo el paddock. Como aspecto positivo, tenemos un coche con rendimiento. Mercedes es fuerte en todas las condiciones, pero aquí nosotros traemos un paquete de mejoras con un nuevo motor y esperamos mejorar. No creo que haya tantos aspectos negativos. Debemos seguir trabajando como equipo. Tuvimos un pequeño problema en Baréin que nos costó un resultado mejor, pero todo eso forma parte de lo que es una temporada”, dijo Leclerc.

Mientras tanto, el piloto de Red Bull, Max Verstappen, contradice lo que piensa Leclerc sobre la Champions y señala que en la Fórmula 1 no se pueden hacer épicas remontadas porque es un deporte diferente.

“No puedes. Básicamente es como estar tres vueltas abajo y de repente ganar la carrera. Es un deporte diferente, diferentes cosas pueden suceder, la emoción también. Es como si ese partido fuera decisivo para el resto del campeonato. Es diferente: nosotros hacemos 21 rondas”, comenta Verstappen, según recoge el medio Race Fans.

Max, seguidor del PSV Eindhoven, comentó que el Ajax era el equipo que más le gustaba.

“Pensé que estaba en el bolsillo, pero los últimos segundos fueron dramáticos. Soy fan del PSV, pero me hubiera gustado que el Ajax ganara. De todas maneras, no estoy llorando, como algunos de mis amigos. Algunos estaban muy emocionados después del partido. Uno no respondió durante una hora cuando le dije: ‘Mala suerte’”.