La Liga Mexicana del Pacífico (LMP) registra un crecimiento anual de 30% en sus ingresos. Es una cifra que mantiene en los últimos ocho años y es consecuencia de su base de patrocinadores, derechos de televisión, concesiones y otros rubros.

Tan sólo la venta de derechos de televisión representa aproximadamente 45% de los ingresos de la Liga. Omar Canizales Soto, presidente ejecutivo de la LMP, precisa que desde el 2009 que fijaron un valor han registrado un incremento de más de 300 por ciento.

Para la presente temporada los aficionados podrán seguir los partidos de la Liga a través de Megacable —empresa que realizó una alianza con Izzi y Totalplay—, ESPN y lmp.tv. Tras su alianza con caliente.mx, los usuarios tendrán de forma gratuita acceso a los partidos de la Liga.

En el caso de las alianzas comerciales tienen acuerdos con 10 empresas. El más reciente convenio es con caliente.mx, que le dará el nombre a las próximas dos campañas y con posibilidad de que se amplíe el periodo del contrato. La Liga ha conseguido en los últimos años tener una empresa que le dé nombre a la temporada, en el pasado fue Banorte y Transportes Potosinos.

Canizales indica que la Liga es autosuficiente desde hace una década.

“La LMP es capaz de manejar su gasto operativo sin problemas. Toda esa generación de ingresos hace que tengamos mejores jugadores y eso provoca un buen espectáculo. Cuando hay buenos partidos, hay más aficionados, crecen los ingresos y se vuelve un círculo virtuoso”, sostiene Canizales  en entrevista con el Economista.

Se estima que la LMP cuenta con una base de 40 millones de fans.

Otro de los rubros que destaca el directivo es la infraestructura en la que juegan las franquicias —en nueve años se construyeron siete inmuebles—, la asistencia, la oferta de alimentos en los estadios y el buen nivel de los encuentros.

Para la presente temporada, se inaugurará el estadio de los Venados de Mazatlán y para noviembre estará lista la casa de los Cañeros de los Mochis.

—¿Cuánto incrementa la operación de una franquicia al contar con nueva infraestructura?

Aumenta el costo operativo, porque se generan más empleos, pero se mueve muy bien la economía. Va mucha más gente al estadio. Este año, Cañeros y Venados serán los que porcentualmente más crezcan y eso nos ayuda como Liga. Sube su costo operativo, pero también tienen más ingresos.

—¿En qué otros rubros del negocio trabaja la Liga?

En licencias de productos nos va a llevar a tener presencia en tiendas departamentales y nos permitirá acercar la marca a mercados en lo que no tenemos presencia con un equipo.

—¿Cuántas solicitudes formales tiene la Liga para su posible expansión y cuáles son los principales requisitos a cumplir?

De manera formal no hay ninguna. En relación con la expansión, deben ser dos plazas que se pueden incorporar al mismo tiempo, que cuenten con un estadio que tenga capacidad superior a 12,000 asistentes, que cumpla con todos los estándares que exige la LMP, Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y MLB en términos de las condiciones del terrenos de juego, clubhouse, dugout, iluminación, una pantalla que pueda tener toda la información relativa al juego. Además, que tenga la capacidad económica, la solvencia moral y el manejo sustentable del negocio.