El estadounidense Brooks Koepka se convirtió en el primer jugador en tres décadas en ganar dos veces al hilo el US Open, al terminar la última ronda con 68 golpes para llegar a 281 (+1), en Shinnecock Hills, Nueva York.

Koepka venció por un golpe al británico Tommy Fleetwood, quien terminó la ronda con el mejor registro en 63 (-7), aunque totalizó 282 (+2).

Un año después de lograr la victoria con un total de 16 bajo par en Erin Hills, Koepka mantuvo la calma en los últimos nueve hoyos para emerger con un total de 281.

El número nueve del mundo es el séptimo jugador en ganar el US Open de forma sucesiva, anteriormente lo lograron: Willie Anderson (1903-1904), John McDermott (1911-1912), Bobby Jones (1929-1930), Ralph Guldahl (1937-1938), Ben Hogan (1950-1951) y Curtis Strange (1988-1989)

El británico Fleetwood, duodécimo del ranking, igualó la ronda más baja del Abierto de Estados Unidos con un siete bajo par.

Fleetwood completó una jornada que incluyó ocho birdies, ejerciendo presión sobre los líderes de la víspera: Koepka, Dustin Johnson, Daniel Berger y Tony Finau.

Koepka estiró su ventaja a dos golpes con un birdie en el par cinco del hoyo 16, donde metió su tercer golpe a menos de cuatro pies.

De los cuatro líderes de la jornada previa, Koepka fue el único jugador en disparar una ronda final por debajo del par con 68 (-2).

El también estadounidense Johnson, número uno del mundo, terminó con 70, parejo al campo, para culminar en el tercer lugar con 283 (+3).