Un total de 19 futbolistas mexicanas se encuentra jugando en la Primera División de ligas extranjeras, según el sitio Embajadoras Aztecas. Las jugadoras se reparten entre las ligas de Argentina, Chile, Estados Unidos, España, Finlandia, Holanda, Islandia y República Checa.

Guillermo Zamarripa, fundador de la agencia The Marketing Jersey, expresó a El Economista que en la actualidad hay entre cuatro y seis futbolistas de la Liga MX cuyo perfil es apto para ser consideradas por clubes extranjeros.

¿Cuáles son los pasos que deben seguir las jugadoras para dar ese salto?

Depende de ellas, que estén convencidas de que quieren emigrar al extranjero a mejorar el nivel deportivo y una vez que tengan ese compromiso no es fácil, es una realidad, hay muchas consecuencias deportivas como económicas. El nivel sí es distinto, es mejor en Europa y lo va a seguir siendo por muchos años por la estancia de madurez donde se encuentran la mayoría de las ligas. No se trata solamente de ir a jugar en el extranjero, digo, de irse a jugar muchas pueden llegar, de lo que se trata es de lograr la continuidad que tiene Kenti Robles y Charlyn Corral; ese nivel de exigencia toma tiempo, madurez y mucha convicción.

Llegar a una liga extranjera no significa que la futbolista comience a percibir un sueldo mayor que en México.

En muchas ocasiones hay que sacrificar la parte económica para llegar a un nivel de futbol más competitivo, crecer como futbolista y el dinero viene después.

La española es la liga extranjera que mayor cantidad de futbolistas mexicanas posee entre sus clubes, en la Primera División reúne a seis jugadoras, entre ellas Kenti Robles, Charlyn Corral y Pamela Tajonar. Seguida de la liga estadounidense con cinco.

Pese a que las oportunidades en la Liga Iberdrola son las que se dan con mayor frecuencia, el crecimiento de las ligas femeniles en el mundo le dará más oportunidades a las jugadoras mexicanas.

No descartaría a ninguna otra. La liga italiana está creciendo mucho, está volteando a ver extranjeras, la liga inglesa, un poco las irlandesas, finlandesas, también se fijan mucho en la mexicana y hay varias que han tenido éxito por esas ligas. La realidad es que, conforme estamos viendo el crecimiento del futbol femenino a nivel mundial, las ligas van a empezar a buscar talento internacional.

¿Qué tantas oportunidades tienen las jugadoras mexicanas en la liga estadounidense?

En Estados Unidos es un poco más complicado que en Europa por los pocos lugares que hay a nivel internacional. Por el semillero que es la NCAA, los equipos cubren sus necesidades gracias a la liga colegial, entonces no es fácil llegar a la NWSL. También es una liga que está en crecimiento, que no todos tienen la estructura que a lo mejor deberían tener, entonces tiene sus pros y sus contras, pero encontrar una plaza es complicado, prueba de ello es que hoy en día la única titular es Katlyn Johnson.

La formación de muchas de las futbolistas mexicanas que se encuentran en el extranjero no se dio en México. Perla Morones y Cecilia Santiago son de los contados ejemplos que encontramos en el futbol profesional que, luego de militar en la Liga MX femenil, emigraron al Colo Colo de Chile y al PSV de Holanda, respectivamente.

Aun con la corta trayectoria de la Primera División femenina en México, Carlos Celis, asesor de prensa de la Federación Venezolana de Futbol a nivel femenil, encuentra a la Liga Mexicana entre el top dos de Latinoamérica por factores como la cantidad de asistentes y la calidad de los estadios, dado que en otras ligas a los clubes femeninos se les considera filiales y juegan en canchas pequeñas.

De acuerdo con datos de Soccer America Daily, en el 2018 la final entre Tigres y Monterrey en el Estadio Universitario rompió récord de asistencia mundial a un partido femenil con 38,230 aficionados y hasta ese momento otros tres duelos mexicanos se encontraban en el top 10.

La otra liga con la que considero que podría estar peleando en cuanto a nivel sería la brasileña. El nivel competitivo de Brasil es realmente alto y lo hemos visto en Copa Libertadores y América, sin embargo, por estructura, organización, estadios en los que se juega y por manejo de redes sociales, México no saldría de ese podio a nivel de liga.

El mercado de futbolistas mexicanas no es algo que se encuentre al alcance de algunas ligas de Sudamérica, como la venezolana, debido a que los sueldos que perciben las jugadoras en México no es comparable al que los clubes extranjeros pueden ofrecer.

Siendo realistas, sería muy complejo pagarle a una extranjera y más en un país en el que el cambio de moneda todavía no está 100% estructurado o legalizado. Hay jugadoras de muchísimo recorrido.