Al menos tres de las cuatro ligas deportivas más importantes de EU anunciaron la suspensión de partidos tras el asesinato de un joven afroamericano por el disparo de un policía en Minneapolis el 11 de abril.

El chico de 20 años, llamado Daunte Wright, fue asesinado en uno de los suburbios de Brooklyn por una agente de policía tras haber sido detenido por una infracción de tránsito. Luego de recibir un disparo de arma de fuego, Wright todavía pudo manejar su auto unos metros hasta perder el control, estrellarse y fallecer.

Ante este suceso, que ha levantado decenas de protestas entre la población de raza negra, los Minnesota Timberwolves, los Minnesota Twins y Minnesota Wild suspendieron sus partidos del lunes 12 de abril en la NBA, MLB y NHL, respectivamente.

“El evento trágico, que envuelve la vida de Daunte Wright, una vez más deja a nuestra comunidad de luto. Después de consultar con la liga y los funcionarios locales y estatales, creemos que posponer el juego de esta noche contra los Brooklyn Nets es la mejor decisión”, dijeron los Timberwolves tras un comunicado.

El equipo de la NBA iba a enfrentar a los Brooklyn Nets el lunes en el Target Center; no se anunció la nueva fecha de juego, pero los Nets respondieron en redes sociales a los Wolves: “estamos con ustedes”.

Los Twins iban a jugar contra los Boston Red Sox en el Target Field, cerca de donde se suscitó el disparo a Wright. Tampoco se anunció fecha de reposición ya que se prevé caída de nieve para hoy en Minneapolis.

“Estamos en el hotel esperando noticias de MLB y los Twins para ver qué sigue en cuanto a la serie, no tenemos demasiados detalles", dijo el manager de los Red Sox, Alex Cora, tras el informe de la decisión.

En la Liga Nacional de Hockey (NHL), el Wild suspendió su partido ante St. Louis Blues, aunque aquí sí se anunció la nueva fecha: el 12 de mayo. “La decisión se tomó por respeto a la comunidad, luego del trágico tiroteo que ocurrió en Brooklyn Center”, expresó la NHL en un comunicado.

Tim Gannon, jefe de la policía de Brooklyn, expresó en conferencia de prensa el lunes que la agente que disparó contra al joven Wright lo hizo “por error”, ya que en realidad trató de darle una descarga eléctrica y no un tiro con un arma de fuego: “La oficial sacó su pistola en lugar del taser, fue una descarga accidental que resultó en la trágica muerte”.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, y el alcalde Minneapolis, Jacob Fray, mantuvieron un toque de queda el lunes de 6:00 de la mañana a 7:00 de la noche, intentado reestablecer la paz luego de que decenas de personas salieran a la calle a protestar por el asesinato de Wright.

deportes@eleconomista.mx