Pumas lo intentará de nuevo. Para clasificar a la Liguilla pusieron en la mesa una inversión de 3.5 millones de dólares en fichajes. Trajeron a Nicolás Freire por 750,000 dólares, Martín Barragán por 1 millón y Juan Pablo Vigón por 1.8 millones, de acuerdo con cifras de Transfermarkt. El torneo pasado el colombiano Jaison Angulo fue la única apuesta del cuadro universitario, con una inversión de 500,000 dólares  previo al Clausura 2019. 

Pumas comienza a vivir su etapa de reestructuración con la llegada del entrenador José Miguel González (Míchel) y Jesús Ramírez como presidente deportivo.

Míchel González explica que a Vigón lo trajeron por adecuarse al presupuesto, tener mayor competencia en medio campo y ser una de las peticiones que pidió a la directiva.

“En el caso de Pablo Vigón se dieron todas las circunstancias para que pudiésemos contratarle y si bien, en un inicio no entraba en nuestros planes porque no parecía que estuviera a la venta. Luego fue un interés mío porque viniera y afortunadamente está aquí porque él ha querido, ya que tenía ofertas de otros clubes y ha demostrado compromiso. Está siendo un jugador decisivo para nosotros” expresó el técnico.

En la práctica previo al encuentro de jornada dos contra Necaxa, Pumas ensayó en espacio reducido. La práctica en la que participó todo el plantel; constó de jugar a lo ancho de la cancha, con una división en la mitad del campo.

En cada sector se encontraban 11 jugadores: cinco con casaca naranja, encargados de defender y otros cinco con casaca amarilla encargados de atacar. Mientras que sólo dos jugadores vestían de casaca azul y eran los encargados de generar los pases de gol, de ambos futbolistas, uno de ellos era Vigón. Un ejemplo del rol diferenciador que busca Míchel del mediocampista nacido en Guadalajara.

Vigón, a su 27 años, ha alcanzado el mayor valor de su carrera; luego de la temporada 2017, en la que tuvo una baja importante en su nivel de juego, lo que implicó ser prestado por parte de Atlas, su anterior equipo, a Cafetaleros del Ascenso MX; su valor económico era de 400,000 dólares. Aunque regresó más fuerte, hasta convertirse en capitán de los zorros y después ser vendido al conjunto universitario.

El desarrollo de Juan Pablo, involucró que en este mercado de fichajes también América y Cruz Azul se interesarán en su fichaje, pero finalmente eligió Pumas por identificarse con los valores de la institución, el estilo de juego y porque después de poner en una balanza las opciones consideró que lo era lo más conveniente en su carrera, comentó el futbolista para Récord.

La elección de Vigón puede significar una nueva oportunidad de acceder a la Selección Mexicana, luego de que Gerardo Martino lo consideró en su primer llamado para los microciclos, aunque no fue tomado en cuenta para partidos amistosos ni Copa Oro.