"Estoy feliz, al final todo llega a su momento y ha llegado en un partido tan importante. Doy gracias a Gerardo Martino por la confianza. Es tiempo de disfrutar".

Jonathan Dos Santos anotó en el minuto 73 de la final y evitó que las dos selecciones de Estados Unidos consiguieran dos títulos en un día (después del triunfo de la femenil) y así los mexicanos ganaron la octava Copa récord en la Concacaf.

En la escena del gol, Rodolfo Pizarro llevó el balón en jugada ofensiva al medio campo de la cancha; se quitó a los dos defensores rivales y cedió el balón a Raúl Jiménez, quien con un pase de 'taco' dejó el balón para Jonathan Dos Santos. Él con sutileza definió al ángulo para vencer al portero estadounidense, Sean Johnson. 

Dos Santos se quitó la playera y corrió para gritar el gol que significó la victoria de México 1-0 sobre Estados Unidos. 

El Tri dominó la posesión de balón contra un equipo estadounidense que jugó su primer torneo internacional con el nuevo entrenador Gregg Berhalter. Christian Pulisic, el mediocampista estrella de 20 años de edad, fue el mejor jugador para ellos por su ritmo y habilidad para crear oportunidades.

Pero Dos Santos le puso punto final. Hay que recordar que el mediocampista y su hermano Giovanni Dos Santos salieron de Europa para jugar en la MLS con el LA Galaxy. Gio lo hizo en el 2015 y Jona en el 2017. Esto provocó que ambos bajaran su valor de mercado: Jonathan pasó de 8.9 millones de dólares a 6.7. Mientras que Giovanni bajó de 13.4 millones a 8.9. 

Actualmente Giovanni es nuevo jugador del América porque la MLS ya no encontró interés en mantener al futbolista por su bajo nivel futbolístico, mientras que Jonathan se ha convertido en un regular en las alineaciones del conjunto estadounidense con 50 partidos iniciados como titular.

Con 2.8 millones el jugador mantiene el valor más bajo de su carrera, lo que no indicaba que se mantuviera como uno de los principales protagonista del Tri, por lo que la su actuación contra Estados Unidos sorprendió a los medios y aficionados.

El título significó el primer trofeo oficial de Gerardo Martino como entrenador de México y además significa que el Tri regresa a ser el monarca de la Concacaf como el más ganador. 

A la par, para Jonathan, significó su segundo título con la selección, luego de obtener la Copa Oro en 2015, cuando el equipo era dirigido por el técnico Miguel Herrera. 

"Se ha visto una idea muy clara, en los partidos amistosos y durante la Copa. Le ganamos a un gran rival, hicimos un gran juego. El primer tiempo presionaron mucho. En el segundo ya no les dio para seguir corriendo, hicimos las cosas bien y creo que merecemos esta victoria", finalizó Dos Santos.