Las decepcionantes campañas de equipos como Jets, Atlanta y Bears provocaron que las directivas de esas franquicias tomaran decisiones drásticas y así sus coaches fueron los primeros despidos tras la conclusión de la temporada regular.

El dueño de Jets de Nueva York despidió al entrenador Rex Ryan y al gerente general, luego de una de las campañas más decepcionantes en la historia de la franquicia.

Con Jets (4-12) quedando fuera de la postemporada por cuarta campaña consecutiva, Woody Johnson optó por una reestructuración total. Johnson se reunió con Ryand e Idzik el lunes por la mañana y les informó que no seguirían con el equipo.

Regresar a Jets a la ruta ganadora es mi mayor prioridad , dijo Johnson en una declaración emitida por el equipo. Y las decisiones de hoy son pasos importantes para conseguir nuestros objetivos , concluyó.

Ryan tuvo un palmarés de 50-52, incluyendo 4-2 en la postemporada, en seis campañas con Jets, que incluyeron dos viajes al partido de campeonato de la Conferencia Americana. Pero al final, no consiguió suficientes victorias y los últimos años fueron un fracaso rotundo.

Idzik duró solamente dos campañas tras remplazar al despedido Mike Tannenbaum en el 2013. Este año fue fuertemente criticado por cuestionables decisiones en la lotería de la NFL y el reclutamiento de agentes libres.

En tanto, Mike Smith fue despedido como entrenador de Falcons de Atlanta, un día después del final de su segunda campaña perdedora consecutiva y una paliza de 34-3 por Panthers de Carolina en casa.

Atlanta tuvo un récord de 66-46 en campaña regular bajo el mando de Smith y ganó dos títulos de la división sur de la Conferencia Nacional, pero esta temporada terminó con 6-10.

Smith llegó a Falcons junto con el gerente general Thomas Dimitroff en el 2008. El quarterback Matt Ryan fue la primera selección del dúo, y los tres se combinaron inmediatamente para cinco campañas ganadoras consecutivas.

Antes de la contratación de Smith, Falcons no había tenido jamás campañas ganadoras seguidas. Él elevó las expectativas de inmediato con un palmarés de 11-5 en su primer año.

Falcons ganó 10 o más partidos en cuatro temporadas con Smith, incluyendo récords de 13-3 en el 2010 y el 2012. Smith alcanzó 50 victorias en apenas 71 partidos, el tercer paso más rápido desde la fusión AFL-NFL en 1970.

Smith, sin embargo, tuvo un récord de 1-4 en los playoffs. En las últimas dos temporadas, Atlanta está 10-22.

Por su parte, Bears de Chicago despidió al entrenador Marc Trestman y al gerente general Phil Emery, tras perderse los playoffs por séptima vez en ocho años.

Los cambios se producen luego que Bears terminó 5-1 en una campaña mayormente atroz. Trestman se va luego de una marca de 13-19 en dos temporadas, mientras que Emery duró apenas tres años.